Versailles ~Philharmonic Quintet~ // Comunidad de Fans Latinoamérica
Qué esperas para unirte?




Versailles - fans Latinoamérica te espera con noticias, descargas y mucha fraternidad ^^



Rosas de sangre

Página 5 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rosas de sangre

Mensaje por DarkRose el Mar 1 Mayo - 16:12

Recuerdo del primer mensaje :

Ok, se que deberia de estar trabajando en Rosa de Invierno, pero no puedo evitar compartir con ustedes esta historia que se me ocurrio hace un par de noches escuchando los nuevos singles de Versailles y Nightmare. Sera bastante corta, ya que nada mas me centrare en el drama principal de la historia sin complicarla demasiado, jugare con un par de elementos sobrenaturales y ya.
En cuanto al titulo, tenia pensado poner "Al borde del abismo...", pero después me di cuenta de que no pegaba para nada por la historia y no se me ocurrió nada mejor!
Espero que les agrade... y como un extra ya les dejare el prologo y el primer capitulo juntos ^^

Prologo
Una vida sin amor… así ha sido mi existencia desde el principio de los tiempos.
No entiendo como los humanos buscan la inmortalidad, uno tras otro… ¿Qué acaso no entienden la desesperación de la soledad?
Hace ya cuatro siglos vago por la tierra como un alma en pena, adaptándome a las épocas y al mundo cambiante, observando y aprendiendo, mi innatural ansia de conocimiento me hace mas soportable la existencia… Hace ya cuatro siglos que no veo el sol en todo su esplendor al mediodia, que no siento el calor de la piel de otro ser humano en contacto con la mía…
He perdido casi todo el sentido. Mi consciencia se desvanece a cada minuto junto con mi razón. Mi alma pierde todos los vestigios de humanidad…
Esta noche, vere a una de las únicas cosas por las que aun no me he sumido en un pozo de desesperación, mi banda favorita desde que nací: Versailles ~Philharminic Quintet~. Espero con ansias ver a aquel que ha entendido en solo treinta y siete años lo que a mi me atormenta desde hace cuatrocientos, espero contarle mi historia y que el saque provecho de ella para sus maravillosas letras, espero disfrutar del sabor de su sangre como jamás he disfrutado de ninguna otra… después de todo, soy la ultima vampiresa sobre la tierra ¿Qué mas podría hacer?
avatar
DarkRose
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 133
Rosas : 145
Fecha de inscripción : 11/03/2012
Edad : 20
Localización : encarcelada en el palacio de marmol negro que es mi mente...

Ver perfil de usuario http://natshinigamidarkrose.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo


Re: Rosas de sangre

Mensaje por saki_gloom el Lun 9 Jul - 16:30

omg eso no se vale me quede picadisima esta genial deves seguir es la mejor me facina ademas la narracion me gusto...dormir semi-desnuda justo al lado de kamijo eso es el sueño de todas...nyaaa que envidia...bueno besos :Kisses:
P.D:espero la conti como una loca maniatica -no esta muy lejos de lo que soy- xD
avatar
saki_gloom
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 857
Rosas : 981
Fecha de inscripción : 15/02/2012
Edad : 18
Localización : El palacio de la rosa escarlata ~México~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por Eternal Rose el Lun 9 Jul - 17:11

OMG DarkRose, no puedo imaginar lo que planea tu mente maquiavelica ... seguro sera algo que no me esperaba (COMO SIEMPRE JAJAJAJ)
espero la conti con muchas ansias jeje : :Flower_For_You:
avatar
Eternal Rose
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 667
Rosas : 782
Fecha de inscripción : 29/04/2012
Edad : 19
Localización : Perdida en algun lugar muy lejano...mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por sofy_sof el Lun 9 Jul - 19:51

DarkRose!!!!! -con tono desganado- ¿de verdad puedes ser tan cruel?
quiero la segunda parte, la exijo y también el dibujo!!!! ok, mejor me calmo, es que haces que mi mente explote de la rabia cuando me dejas así de... confundida(?) xD
quiero de una vez el felices para siempre, pero eso va a llegar en el ultimo capitulo de la segunda temporada plzz buuuaaaa, eres maléfica ¬n¬
espero la próxima temporada con mas desesperación que por este ultimo capitulo T.T
besitos :Kisses:
avatar
sofy_sof
Rosa casi experta
Rosa casi experta

Mensajes : 293
Rosas : 337
Fecha de inscripción : 14/10/2011
Edad : 21
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por vampire_lilith el Lun 9 Jul - 21:32

por dios
es magnifica no puedo esperar
por la siguiente parte
es increible

:Celebration: :Clapping: :Flower_For_You:
avatar
vampire_lilith
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 125
Rosas : 170
Fecha de inscripción : 16/05/2011
Edad : 25
Localización : en mi reino inmortal un lugar donde dia y noche resuena la dulce voz de Kamijo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por dalitha el Mar 10 Jul - 16:40

DarkRose no me puedes dejar asi!!!!!me muero por dentro quiero mas!!!!!
:asd:
avatar
dalitha
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 249
Rosas : 296
Fecha de inscripción : 09/05/2012
Edad : 21
Localización : Mexico♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por DarkRose el Dom 15 Jul - 16:02

Se que es demasiada crueldad lo que he hecho, y no puedo excusarme, pero a duras penas estoy escribiendo el capitulo 22, ademas me medio obsesione con un juego de terror y la saga Canción de Hielo y Fuego. Pero por suerte ya comienzan las vacaciones de invierno (y sin tarea XD) y podre escribir todas las noches así que este atraso no sera nada.
Las dejo con este interludio que cuenta un par de cosillas sobre el inicio de la próxima parte, y nos vemos en un par de días con el capitulo 21 ^^
Apropósito, muchísimas gracias por todos sus comentarios!!! Sin ustedes esta historia no habría llegado a este punto...

Interludio: Outside of the Darkness. Inside of the Vampire’s Caves.
Hacía ya una semana que Kamijo y yo nos habíamos declarado, y por obra mía, comprometido.
¡He de confesar que fue la mejor semana de todos mis años inmortales!
Las noches de caza, los banquetes de víctimas mortales, los atardeceres despertando uno al lado del otro, los amaneceres vistos juntos, nuestras voces entonando al unísono las hermosas tonadas de Versailles en la dulce soledad de nuestro claro a la luz de la luna ¡Todo era perfecto!
O al menos lo era hasta que Takanori volvió, diciéndonos que era hora de que Kamijo regresara con su familia en su reino y todo eso. En ese escaso tiempo, mi instinto asesino había vuelto a flote, y cualquiera que yo considerara una amenaza era fieramente investigado hasta que mis sospechas se disipaban: apenas Ruki enuncio que mi adorado príncipe debería de volver a el corazón de su sociedad, algo dentro de mí me indico que correríamos peligro allí, un peligro insondable y más allá de lo que los vestigios de mi alma mortal podían aguantar; era el riesgo de quedar separados una vez más. Y aun así no se lo mencione y decidí que seguiríamos con lo nuestro bajo la aprobación de la sociedad a la que pertenecíamos.
Salimos de la oscuridad, del terrible mar helado de soledad, solo para ir a parar a las Cavernas de los Vampiros, donde la oscuridad, soledad y disconformidad son el pan de cada día… Donde los Vampiros de Sangre no tenemos cabida, y donde aguardaba un rey que llevaba más de un milenio en el trono, lleno de crueldad.
Nos metimos en la boca del lobo, pero eso no lo supimos hasta más tarde… Hasta que las sombras se cernieron una vez más sobre nosotros y el riesgo de quedar separados, esta vez para siempre, estuvo a la vuelta de la esquina…
avatar
DarkRose
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 133
Rosas : 145
Fecha de inscripción : 11/03/2012
Edad : 20
Localización : encarcelada en el palacio de marmol negro que es mi mente...

Ver perfil de usuario http://natshinigamidarkrose.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por Eternal Rose el Dom 15 Jul - 20:58

Ya veo por donde ira todo *creo* OK.. eso ya es muy cruel T-T pero hace mas interesante la historia y la mantiene viva .
espero no tener un infarto terminal, me gusta la emocion pero tampoco quisiera acabar en un ataud (si muero en uno de tus capitulos ya no podre ver lo que sigue)
Aunque el martes empiezan mis examenes y duran tres dias, asi que no podre entrar hasta el jueves y tampoco podre comentar nada- deseeme suerte-
besos :Kisses:
avatar
Eternal Rose
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 667
Rosas : 782
Fecha de inscripción : 29/04/2012
Edad : 19
Localización : Perdida en algun lugar muy lejano...mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por dalitha el Lun 16 Jul - 19:35

o no como osas dejarme asi!!!! :loco: pero tienes razon esperare en fin estamos de vacaciones!!! :Wink:
avatar
dalitha
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 249
Rosas : 296
Fecha de inscripción : 09/05/2012
Edad : 21
Localización : Mexico♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por vampire_lilith el Lun 16 Jul - 20:44

por lo ke lei
los vaz a hacer sufrir aun mas
pero es lo ke hace interesante una historia
continua lo mas pronto posible

:Hello:
avatar
vampire_lilith
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 125
Rosas : 170
Fecha de inscripción : 16/05/2011
Edad : 25
Localización : en mi reino inmortal un lugar donde dia y noche resuena la dulce voz de Kamijo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por NissaTengou el Lun 23 Jul - 18:17

Hacía [quote]ya una semana que Kamijo y yo nos habíamos declarado, y por obra mía, comprometido.
¡He de confesar que fue la mejor semana de todos mis años inmortales![quote]

que mala los vas a meter en las fauses de los lobos
pero esa ya la veia venir
tu historia esta buenicima sigue asi
Sayonara
avatar
NissaTengou
Pequeña Rosa
Pequeña Rosa

Mensajes : 24
Rosas : 24
Fecha de inscripción : 18/06/2012
Edad : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por sofy_sof el Miér 25 Jul - 15:32

mas te vale publicar!!! no me dejes así, me encanta tu manera de escribir, y si me dejas así yo... voy a llorar :nomas!:
besitos :chicle:
avatar
sofy_sof
Rosa casi experta
Rosa casi experta

Mensajes : 293
Rosas : 337
Fecha de inscripción : 14/10/2011
Edad : 21
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por DarkRose el Sáb 28 Jul - 2:54

Etto, no se con que cara aparecer después de mas de una semana. Iba a publicar el miércoles 18 a la noche pero no me conecto a la Internet de ningún modo. Luego me fui 4 días a mar del plata... y cuando volví me tope con la noticia que me jodió el día, las vacaciones, el año y la vida. Después de ahogar esa pena con agua (me daba mucha pereza ir al kiosco de la esquina a comprar algún refresco de cola), trate de llenar mi mente con la mayor cantidad de cosas posibles y entre en una etapa de obsesión en obsesión: juegos de terror, vídeos de youtubers, mi nuevo proyecto de una banda... en fin, despues iba a publicar el miércoles pasado, pero por X o J no lo hice. Y así llegamos a hoy... que me doy cuanta de que tengo una guía de historia para el lunes y un TP de biología para el miércoles -_-
Disfruten el capitulo!! Y perdón por el drama ^^U

Capítulo 21
El viaje a Siberia no fue muy largo, pero odie cada kilómetro recorrido por el avión y cada paso a pie. De ser mortal, habría muerto apenas poner un pie en la fría tundra ártica vestida con simples ropas de calle que en Tokio había estado bien, obviamente, no había contado con que la ciudad de los vampiros estuviera en medio de un campo de hielos perpetuos, me imaginaba algo más onda las “Crónicas Vampíricas”: una asamblea en un cementerio, una casona en una gran ciudad europea ¡Que se yo! Algo más correspondido al mito de los vampiros… Nop, toco ser Siberia en pleno invierno, con temperaturas inferiores a los 40°C bajo cero. Mataría a Takanori por hacernos venir allí, y ya de pasada le daría una buena tunda a ese rey estúpido que nada más se acuerda de su hijo cuatrocientos años después de desterrarlo. .. Aunque debía de admitir que avanzar ambos (yo y Kamijo) abrazados, envueltos en el único abrigo de piel de búfalo que habíamos encontrado tampoco estaba tan mal… o no lo estaría si no tuviera que ir sobre su espalda con los miembros colgando entumecidos a mas no poder y con los primeros signos de la hipotermia humana en mí.
Odio el frio, y creo que eso responde vuestra sensata pregunta del porque me quejo tanto estando al lado de la persona amada y todo eso. Tengo razones para odiarlo, pero ahora no viene al caso.
Suspire frustrada y agotada de no hacer nada por decimoquinta vez en ese viaje, ansiaba siquiera el esfuerzo físico que me supondría subir esa empinada colina cubierta de un manto de nieve de 50 centímetros, que dificultaba el avance. No aguantaba la inactividad, las baterías de mi celular se habían agotado hacía ya un largo rato, Ruki ya no se mantenía cerca por temor a que lo jaloneara violenta y fuertemente de la oreja (otra vez) en uno de mis arrebatos de bipolaridad y… simplemente quería hacer algo.
- ¿Qué pasa, princesa? ¿Tienes frio?
Y el preocupándose por mí. Demonios, hay veces que llega ser hasta irritante.
- Sabes que tengo las mismas fuerzas y capacidades que tu ¿Por qué entonces no me dejas llevarte a ti en mi espalda y arreglamos mi mal humor y tu cansancio de una buena vez?
- No estoy cansado - ¡Dios! Típica actitud de vampiro macho “yo soy el fuerte y mi deber es protegerte”, lástima que forma parte de su naturaleza porque si no… -. Además estas helada, si te dejo caminar ahora tus piernas cederán.
Ok, en eso tenía razón. Aun así eso no me sacaba las ganas de descargar mi mal humor tirando de las orejas de Ruki…
Me fui durmiendo poco a poco, acariciada por el calor que emanaba su cuerpo en contraste de mis miembros helados, sin sentir nada más que su tranquilizadora presencia cerca mío. Y precisamente fue la falta de esa tranquilizadora aura lo que me hizo despertar lo que supongo fue un par de horas más tarde, para encontrarme sola en una enorme habitación sumamente lujosa al estilo de la época victoriana.
Las sabanas del lecho en el que yacía eran de la más pura y delicada seda blanca, extremadamente suave. Un fuego ardía en un hogar, y sobre las sabanas había varias frazadas de fibra de carbono a juzgar por el aspecto que ayudaban a conservar el calor.
No me agradaba para nada la idea de estar sola en un lugar desconocido del que no podría escapar sin sufrir un sueño criogénico forzado hasta que seis meses después el sol decidiera volver a aparecer. Tampoco tenía demasiado a favor por el hecho de que mi sentido de cazadora no detectaba una sola presa humana en kilómetros a la redonda, pero eso quizás fuese porque aún tenía los sentidos embotados por el frio y el sueño.
Me levante con un poco de dificultad por la rigidez de mis brazos y piernas, mientras la sangre volvía a circular normalmente y el calor volvía a mi piel. Estaba vestida con una hermosa piyama en colores negro y azul de cómodo algodón, con algunos detalles en encaje negro y bordados de rosas azules, el problema residía en que jamás en mi vida había visto semejante prenda, y en que no quería pensar en quién demonios me había cambiado.
Oí la puerta abrirse a mis espaldas, y al girarme lo vi entrando a la habitación.
Vestía unos pantalones de cuero negro igual que las altas botas, con una camisa blanca que en conjunto le hacían ver como en el PV de Ascendead Master, a excepción de que sobre eso, llevaba un largo tapado de cuero negro, con su librea bordada en la espalda, y al cinto se ceñía la vaina de una espada de pomo dorado. Su rostro reflejaba signos de cansancio y estrés, pero aun así se ilumino al verme de pie.
- Eres una dormilona, ¿lo sabias? – me dijo con un poco de mofa en su voz.
- No hay una ley que te prohíba dormirte sobre la espalda de tu prometido si mal no recuerdo – dije intentando fingir ofensa, aunque me delataba mi propia jovialidad al tenerle tan cerca -. Además hacia frio y tú estabas caprichoso de no dejarme llevarte a ti…
- Soy más alto y pesado que tú – dijo, razonable.
- Pero yo soy más terca y loca, así que no me contradiga señor mío – le regañe como si fuese un niño pequeño, mientras me le acercaba y tomaba la vaina de la espada y el tapado -. Y ahora, el señorito va a ser obediente y se va a ir a dormir que tiene aspecto de zombi recién salido de la tumba…
- ¿Tan mal me veo? – fingió ofensa –. No oí a ninguna de las mujeres de la corte quejarse de mi aspecto…
Celos. Los más puros celos me invadieron al saber que otras habían osado posar sus ojos sobre aquel que era solo mío en cuerpo, alma, corazón y espíritu… ¿desde cuándo era tan posesiva? Algo se me debió de haber notado, porque pronto me planto un dulce beso en los labios y me susurro al oído.
- Jamás tendría ojos para nadie más que tú, mi señora.
Le bese yo misma una vez más, y le mande a bañarse y cambiarse con ropas nuevas, hasta que se me ocurrió preguntar…
- Nee, Kamijo, ¿dormiremos en la misma habitación o estás aquí por gusto?
El sonido de la regadera fue todo lo que oí unos momentos, hasta que su melodiosa voz rompió el silencio, sonando un poco afligida.
- ¿Acaso hay algo de malo en que duerma con mi prometida aquí, cuando en Tokio ninguno de los dos podía apartarse del lado del otro?
- Ya. Solo espero que no haya ninguna ley, tradición o lo que sea que quebrantemos…
- Las reglas son para romperlas… - me quede en blanco al oírlo, ¿Qué le había pasado a mi príncipe respetuoso de todo?
- ¿Quién eres y que hiciste con Kamijo Yuuji? – dije en broma.
El salió del baño envuelto en bata, secando sus cabellos con una toalla, pero no tuve tiempo de abstraerme contemplando tan hermosa imagen ante mí, su mirada era demasiado seria.
- No serás aceptada fácilmente como mi prometida ni como nada mío. He quebrantado las reglas varias veces por ti ante los ojos atónitos de todo mi pueblo, y he pagado con ellas con el exilio por largos años… mi padre solamente me ha llamado para informarme de que había arreglado un compromiso con la hija del líder de un importante aquelarre de raíces norteamericanas, y no le agrado en absoluto la noticia de que ya había sellado un compromiso con alguien más, y menos que menos con una Vampiresa de Sangre del más bajo escalafón. No te aceptara, y si no le agradas es capaz de hacer muchas cosas para separarnos. No correrás ningún riesgo inmediato si duermes a mi lado, ya he quebrantado demasiadas leyes, unas mas no harán mucha diferencia.
Era lo mismo que en aquellos días en los que nos habíamos conocido: el seguía siendo un príncipe de alta alcurnia, yo una campesina que se ganaba la vida trabajando la tierra. No tenía duda alguna de que por sus venas corría la sangre de los primeros vampiros, de los primeros reyes, pura e impoluta, sin más contacto humano que los nutrientes que robaba de la sangre de los mismos… ¿qué corría por las mías? Sangre de humanos. Genes de humanos. Debilidades humanas combinadas con los vestigios de la sangre de aquellos de mi raza a quienes había matado, demasiado débiles como para aumentar mi poder, insignificante. Las diferencias eran peores incluso que en los tiempos en los que yo era humana, aquí estaba en juego algo más que los simples romances juveniles de un adolescente o quizás la pérdida de una importante alianza: estaba en juego la pureza de la sangre de un linaje milenario. Y ni yo, ni Kamijo tendríamos la fuerza ni el sentido común de separarnos aunque fuera para evitar más penurias, ya habíamos pasado bastante para llegar a esta situación como para forzarnos a sufrir más; la soledad acabaría con nosotros en breve de hacerlo.
Mi cerebro, lleno de miles de vidas de conocimientos, trabajaba a mil por hora tratando de hallar una salida que nos dejara satisfechos a nosotros y al rey; pero en lo más recóndito de mi ser, en ese espíritu salvaje que residía en el interior de todos los vampiros ya sea de Alma o de Sangre, sabía que solo la sangre derramada de una de las dos partes terminaría con esto. La sociedad humana creía haber cambiado desde la edad de los castillos, armaduras, justas y espadas, pero la de los vampiros sabía que no era así y no se esforzaba en lo absoluto en demostrar lo contrario, era parte de lo que nos hacía tan fuertes: la aceptación de nuestro lado oscuro, de aquellos malos pensamientos que acechan nuestra mente a cada momento. Nuestra aceptación más el saber de miles de vidas adquirido por la sangre, y el otro adquirido con los años era por qué nuestra raza y no los humanos dominaban: evolutivamente éramos mejores.
Mis pensamientos fueron interrumpidos en cuanto el me rodeo con los brazos por la espalda y hundió su rostro en el hueco entre el cuello y el hombro.
- Perdóname si fui demasiado brusco o si te preocupe, es que todo este asunto realmente me saca de mis casillas… - se excusó, preocupado de cómo podría pensar de el por su reacción ante mi inocente pregunta.
- Estas en todo tu derecho ¿tu padre acaso no sabe que este es el siglo XXI? En esta época y a la edad que tienes no tiene el menor derecho de excusarte nada…
- ¿Me estás diciendo viejo? – inquirió el con falsa ofensa, dándome vuelta en sus brazos para mirarme a la cara.
- ¡Me atrapaste! Aunque técnicamente tengo razón, ¿cuánto tienes? ¿Quinientos cincuenta años, no?
- Cerca, pero soy un par más joven. Ya lo sabrás cuando se celebre mi cumpleaños, o como lo llamábamos antes mi día del nombre. Pasando ya a asuntos menos oscuros, ¿Qué te parece si dormimos un rato?
- No tengo sueño.
- Eso porque has hibernado como oso durante el invierno la mitad del viaje. Yo no dormí y estoy en las ultimas, y como no consentiré que vagues por ahí, te vienes a dormir conmigo… además dudo de que pueda dormir sin tu cálida presencia a mi lado.
Ante tal revelación no pude hacer más que ceder a su pedido, y finalmente ambos nos recostamos abrazados, cayendo pronto en un cálido sueño donde nos encontrábamos una y otra vez…

Leyéndolo ahora me doy cuenta que uno de los días que escribí esto tuve que haber deseado matar a todos (jalonearle las orejas a Ruki, de donde salio eso?) y el día que lo termine demasiado metida dentro de algún ff Sesshome (obsesionada con esa pareja desde que vi el anime) -.-
avatar
DarkRose
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 133
Rosas : 145
Fecha de inscripción : 11/03/2012
Edad : 20
Localización : encarcelada en el palacio de marmol negro que es mi mente...

Ver perfil de usuario http://natshinigamidarkrose.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por Nicol-Hi chan. el Sáb 28 Jul - 16:33

Ohhhhh :3 ♥ la espera siempre vale la pena, te ha quedado muy lindo y bien hecho *__*
avatar
Nicol-Hi chan.
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 115
Rosas : 175
Fecha de inscripción : 02/12/2011
Edad : 21
Localización : Colombia-Bogota

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por celciapuppy el Dom 29 Jul - 22:03

me encanta cada dia mas esta historia...
avatar
celciapuppy
Rosa en crecimiento
Rosa en crecimiento

Mensajes : 95
Rosas : 105
Fecha de inscripción : 04/01/2012
Edad : 37
Localización : BOGOTA COLOMBIA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por dalitha el Miér 1 Ago - 23:26

o me fasina !!!!! :Celebration:
avatar
dalitha
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 249
Rosas : 296
Fecha de inscripción : 09/05/2012
Edad : 21
Localización : Mexico♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por Eternal Rose el Jue 2 Ago - 14:38

plzz oh... ya habia olvidado la cantidad de emociones que me produce leer esta historia. Eso es por no publicar tanto tiempo T-T mala! mala!! buhu... :nomas!:
espero ansiosa el proximo capi :Flower_For_You:
avatar
Eternal Rose
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 667
Rosas : 782
Fecha de inscripción : 29/04/2012
Edad : 19
Localización : Perdida en algun lugar muy lejano...mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por DarkRose el Vie 3 Ago - 23:15

Siento mucho las tardanzas chicas, pero no podía subir el próximo capitulo sin antes terminar el 23.
Bueno, hoy sin hablar mucho las dejo con el cap, disfrútenlo!!! ^^

Capítulo 22
La mañana llego más rápido de lo que ninguno de los dos deseaba.
Un sirviente entro y comenzó a dejar un desayuno, cuando Kamijo nos desembarazo de los edredones que nos cubrían por completo nos vio abrazados y pareció sorprenderse un poco, pero no hizo ningún comentario. Cuando finalmente salió, él se levantó y camino hacia la mesa, mientras yo volvía a arrebujarme en las sabanas y edredones.
- Salte de ahí dormilona, ni que hiciera tanto frio… - me recrimino volviendo a mi lado con una copa llena de algo que parecía vino a la vista pero olía a sangre fresca; le vi reír ante la expresión que debe de haber aparecido en mi rostro -. Los nobles somos un poco perezosos, hay días… ok, solo salimos a cazar ocasionalmente, el resto del tiempo tenemos nuestras propias reservas de sangre que mantenemos para consumo diario. Respetamos las cuatro comidas diarias humanas y dormimos el resto del día, cual leones.
- ¿Y te quejas de mi por perezosa? – el olor de la sangre me llamaba, hacia un par de noches que no saciaba mi sed y esta estaba apareciendo acuciante – Si te he de ser sincera todo este tema de la sangre en copas no me agrada para nada, pero si aquí no hay deliciosos cuellos humanos cuyas venas estén a rebosar de cálida sangre es lo que toca ¿no?
Acaricio mis cabellos mientras yo seguía reticente a abandonar la calidez del lecho que habíamos compartido juntos, la simple perspectiva de salir de nuevo a un frio tan crudo como el que habíamos pasado para llegar ahí era más que suficiente para hacerme reconsiderar la idea de dormir hasta la llegada de la primavera. Su sola presencia a mi lado me disuadía de esa idea… eso y las noticias de la noche anterior: si me dormía por unos meses, al despertar (si lo hacía) el no estaría a mi lado, y no precisamente por voluntad propia.
Suspirando frustrada, me levante finalmente y camine a su lado hasta la mesa. Me separo una silla y me la acerco cuando me senté, luego dio la vuelta y se sentó el, para tomar luego una especie de jarra y servirme ese líquido rojo que según decía era sangre, en una copa de cristal. La mire recelosa, acercándola a mí y oliéndola como un perro desconfiado: después de cuatrocientos años de no tocar utensilios humanos, el tener ahora esa copa con el líquido carmesí de la vida en ella era cuando menos perturbador… y cuando finalmente me decidí a llevar la copa a mis labios y beber fue un completo desastre: acostumbrada por siglos y siglos a emplear los colmillos para hacer brotar el dulce manantial de los cuellos de mis víctimas, que sin percatarme intente lo mismo con la copa, destrozando su borde superior y cortándome los labios. Todo eso sin conseguir que una sola gota de sangre llegara a mis labios. Deje la copa sobre la mesa frustrada y enojada a más no poder, mientras con una mano sostenía las leves heridas que a pesar de su poca seriedad sangraban profusamente. Sentí sus manos amables apartar las mías para contemplar el daño que yo misma me había provocado.
- Me has dado un susto, aunque supongo que debería de haber considerado que estas acostumbrada a otra forma de alimentación.
- Considerando que estamos en tu casa – pronuncie con torpeza y arrastrando las palabras mientras sentía el dolor remitir al actuar mi sobrenatural capacidad de regeneración – no necesitabas decirme nada. Además tiene mucho que ver con cómo hemos sido criados como vampiros: tú has pasado los primeros años entre copas de cristal y yo mis primeras noches entre cadáveres de aquellos que conocí en vida. Era razonable que algo así pasaría en algún momento…
- Eso no mejorara la opinión que mi padre tiene de ti.
- Lo que tu padre piense o deje de pensar me importa tanto como el suelo que piso mientras este a tu lado, si crees que me dejare intimidar solo porque uno de los más ancianos y poderosos vampiros del mundo es tu padre, te equivocas señor mío.
Me dedico esa sonrisa deslumbrante de nuevo.
- Por eso te amo: hablas como una guerrera pero tienes en tu alma la inocencia de una niña…
Sus palabras eran las más tiernas, pero aun así fingí ofensa.
- ¡Oye, no soy una niña inocente!
Cepillo mi cabello con sus dedos mientras nuestros ojos se perdían en los del otro.
- Solo has cambiado por fuera – continuo sin prestar atención a mi reclamo -, por dentro eres la misma niña campesina de diez años de quien me enamore en mi juventud, mi primer y único amor a lo largo de los eriales de la Eternidad.
Sus palabras me derretían, alce mi mano hacia su mejilla y me deleite con la suavidad característica de su piel.
- Tú eres hoy y siempre mi caballero de armadura, el único dueño de mi corazón, el único que cabalgara conmigo en los torneos y justas…
Rio y me miro con ternura.
- Definitivamente eres la misma niña salvaje de hace siglos… mi dulce princesa.
Se inclinó y me beso. Cuando nos separamos alcance a sentir la presencia de un vampiro débil detrás de la puerta de la habitación, mire hacia allí con curiosidad antes de que mi voz rompiera el silencio, en un tono hosco que no reconocí como propio cuando lo escuche.
- ¿Qué quieres?
Lo vi aparecer por detrás de la puerta. Era un vampiro de alma, pero su aura no emitía en absoluto el poder que tenía la mía ¿y era por esta clase de criaturas por lo que debía de dejar a mi amado? Ahora entendía el porqué de la decadencia de esta sociedad milenaria. La criatura se inclinó torpemente ante nosotros y cuando se levantó le hablo solamente a Kamijo, como si yo no estuviese en la habitación a pesar de mi gélida mirada.
- Señor, Su Majestad reclama la presencia de usted y de su acompañante en el salón de trono.
- ¿Sabes con que motivo? – le pregunto mi novio a mi lado, en su voz no había una sola pizca de calidez o piedad, ambos éramos dos rocas sin sentimientos para ese vampiro sirviente.
- N-no, mi señor – dijo entre tartamudeos, lo que me hizo sonreír interiormente.
- Puedes retirarte, dile a mi señor padre que iremos después de desayunar – le ordeno Kamijo luego de hacer le un desdeñoso ademan con la mano y girarse de nuevo hacia mí.
- P-p-pero señor, Su Majestad…
- Perdóname, pero ¿eres sordo o qué? – le dije esquivándole con la mirada, como si la copa medio rota en mis manos fuera lo más interesante de la habitación, haciéndole sentir menos que la sangre que me bebería - ¿Acaso no has oído como mi pareja te expulso de este cuarto?
Aun a pesar de la diferencia entre nuestro poder, esa criatura débil se volvió hacia mí con arrogancia y desdén.
- ¿Y desde cuando las zorras como tu tienen el derecho de irrumpir en las estancias reales y reclamar a el príncipe heredero como suyo?
Sentía la furia del vampiro a mi lado tanto como la mía propia, pero si quería imponer respeto aunque sea por la fuerza entre la servidumbre, no podía dejar que Kamijo fuera el caballero de brillante armadura que me defiende de todo: debía de pelear mis propias batallas con mi propia espada en la mano y sin coraza alguna para protegerme. Detuve lo que dios sepa que fuera a hacer dándole un firme apretón en la mano fuera de los límites de la visión del sirviente, quien estaba sufriendo lo mejor de mi desdén.
Gire un par de veces la sangre aun en la copa de mi mano libre antes de llevármela a los labios y en un trago rápido tomar toda la sangre, sin siquiera cortarme o rozar la copa con los largos colmillos que deje a propósito al descubierto para intimidarlo, cosa que logre sin dudar (tengo la teoría de que los vampiros que beben de copas en lugar de cuellos tienen colmillos más pequeños, aunque aún no lo he comprobado), antes de mirarlo por fin a los ojos con los míos envueltos en crueldad y promesas sombrías.
- ¿Quién te crees que eres para tratarme así? He matado muchos de los tuyos más poderosos que tú, ¿acaso crees que me asustare de eliminar a una rata más en las estancias reales? De hecho tengo un poco de hambre y aquellos que por la sangre de los grandes nacemos tenemos por costumbre beber directamente de nuestras presas – vi su rostro tornarse en una máscara de terror, según me había comentado Hizaki durante nuestra convivencia, los vampiros que residían en la corte tomaban por tabú el hecho de beber la sangre de otro vampiro cosa que no era tan así para los que vivíamos fuera de eso.
Lo mire más fijamente y el retrocedió uno o dos pasos, aterrado por partida doble.
- Bu – fue lo único que tuve que decir para que saliera corriendo, provocándome un ataque de risa a mí y al de ojos castaños a mi lado.
- Así, es como se asusta a un vampiro – me dijo con ternura en su mirada -. Por desgracia si no vamos a ver a mi padre, este mandara a los guardias, y créeme que esos no son tan fáciles de intimidar…
Su cara ahora denotaba una seriedad extrema. Asentí.
Terminamos el desayuno sin más contratiempos de ningún tipo, y me di una ducha rápida antes de dejarle lugar a él. En bata entre a su vestidor, lleno de atuendos de varias edades, desde poco antes de medioevo a ropas que cualquier sujeto de entre 15 y 30 años usaría en la actualidad. Eran fascinantes, y extrañamente tenían su esencia en ellas. Cuando salió de bañarse en su bata, me vio sentada en un sillón, vestida con un atuendo similar al que él había llevado el día anterior (directo de su armario de hecho) y con uno de mis propios gabanes de cuero en mis manos siendo bordado con presteza (no pregunten, no les diré como se bordar).
- ¿Esas son mis ropas? – atino a preguntar.
- Las botas, la camisa y los pantalones si, el resto es mío – le respondí sin levantar la vista de mi trabajo -. También tome una de tus espadas, espero que no te importe.
Termine de dar unas puntadas y levante la mirada hacia él, esperaba encontrarlo enojado por haberme servido de su armario sin permiso, pero su mirada estaba oscurecida por algo que en otros tiempos me habría asustado o incluso sorprendido y que actualmente yo misma comenzaba a sentir. Ninguno hizo el ademan de acercarse al otro, o al menos hasta que el salió vestido con ropas que yo no podía calificar como menos que ceremoniales, muy diferente de mi atuendo más “casual”. Me tomo la mano cortésmente para ayudarme (innecesariamente) a incorporarme y por fin le deje ver que había estado bordando en el gabán: mi propio escudo de armas improvisado en menos de dos minutos. Él se rio.
- ¿Sabías que solo los nobles de alto rango tienen estirpe necesaria para llevar uno de esos?
Me encogí de hombros.
- Los tiempos cambian si seguimos con las reglas del medioevo nuestra raza perecerá ¿no te has leído acaso las crónicas vampíricas?
Me abrazo por la cintura y me pego a si antes de darme un tierno beso.
- Serás la mejor de las reinas que esta sociedad ha tenido jamás.
- Eso si sobrevive la audiencia…
Oímos sorprendidos una voz femenina hablarnos, y al darnos vuelta vimos a una mujer alta, de cabellos y ojos castaños mirándonos con dureza.
- Madre…

Aun no se de donde salio este capitulo, pero necesitaba un modo de insertar a la madre de nuestro príncipe en la historia ^^U
avatar
DarkRose
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 133
Rosas : 145
Fecha de inscripción : 11/03/2012
Edad : 20
Localización : encarcelada en el palacio de marmol negro que es mi mente...

Ver perfil de usuario http://natshinigamidarkrose.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por dalitha el Sáb 4 Ago - 12:21

:8O: que suspenso quiero mas!!!!! esta tan interesante que quiero saber que sucederá!!! :nomas!: y aparte me dejaste con la duda cual es la historia por lo cual sabes bordar?? :boamboam:
avatar
dalitha
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 249
Rosas : 296
Fecha de inscripción : 09/05/2012
Edad : 21
Localización : Mexico♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por Eternal Rose el Dom 5 Ago - 14:09

O.O La mama de Kamijo!!!!
-_- no se que comentar... parece que hoy mi cabeza esta vacia...

Espero el siguiente capi :=^.^=:
avatar
Eternal Rose
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 667
Rosas : 782
Fecha de inscripción : 29/04/2012
Edad : 19
Localización : Perdida en algun lugar muy lejano...mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por sofy_sof el Lun 6 Ago - 19:50

ni que Katherine fuera a matar a todos no? *mira para un lado y no le contestan* no? *mira otra vez para el otro* no? *soplido de resignación*
ya me da miedo la mamá de Kamijo, no me quiero imaginar lo malvada que puede ser T.T
espero el proximo
besos :Kisses:
avatar
sofy_sof
Rosa casi experta
Rosa casi experta

Mensajes : 293
Rosas : 337
Fecha de inscripción : 14/10/2011
Edad : 21
Localización : Buenos Aires

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por DarkRose el Dom 12 Ago - 16:21

Ok, que el clima y la electricidad no se llevan bien, despues que cuando voy a subir el cap me doy cuenta de que el word me elimino una parte entera (ya me parecia que me habia quedado cortito), despues al reescribirla aqui el navegador me juega una mala pasada y me jode todo... O este fic esta maldito o Katherine esta enojada por lo que la hago sufrir a la pobre. Disfruten del cap!! Desde ahora subire todos los viernes si no tengo ningun contratiempo ^^
Noticial de ultima hora! Acabo de encontrar en mi face una copia del cap original asi que lo he editado y puesto esa que esta mejor, ahora si, a disfrutar!!!!

Capítulo 23
Ok, su madre era una persona impresionante: sus mismos cabellos y ojos castaños, sus suaves rasgos nipones, la delicadeza moderada de los mismos que tan bien le sentaba… pero sus ojos eran tan fríos como témpanos de hielo, o al menos lo eran al verme a mi, porque a Kamijo le dedico una mirada sumamente tierna.
No fui consciente de cuando el fue hacia ella y la abrazo, pero cuando me percate el cuadro era tan hermoso que algo dolió dentro de mi, un antiguo anhelo muy enterrado en mi corazón que ansiaba poder tener a alguien que cuidara de mi y que me quisiera como una madre/padre normal. Oculte mis emociones de mi rostro y preste atención a la conversación que comenzaba a desarrollarse.
- Hijo mío, no sabes cuantos años he estado esperando por tu regreso – su voz era muy suave y tranquilizante, su mirada tenia un deje de ternura – y tu vuelves con esa.
Me señalo acusadoramente, y ahí se acabo todo sobre mi anhelo de una familia comprensiva, a pesar de entender el porque de su ira y desprecio hacia mi persona. Nada hacia menos doloroso el rechazo.
La voz de Kamijo sonó severa cuando le hablo a la mujer que le había traído a este mundo (y con la que yo tendría que estar eternamente agradecida por dicho acto me agradara o no), no cedió ni un ápice ante su mirada acusadora.
- Madre, ella es la persona que he elegido para compartir mi eternidad, no esperes que la deje solo por ti y padre.
- Pues tendrás que hacerlo aunque no quieras hijo, sabes que las alianzas matrimoniales son muy importantes en esto. La facción americana se rebelara si rompes este compromiso y lo sabes.
Una guerra. Instintivamente lo supe en mis huesos, ya que no tenia conocimiento alguno de la política vampírica ni de la red de aquelarres norte y sudamericana: no es que precisamente les invitara a un te cuando les encontraba…
- ¿Solo para esto me han llamado a regresar? ¿Para utilizarme como moneda de cambio en una alianza política?
Esta vez sentí su dolor, a pesar de todo el había extrañado a sus padres y ahora que le permitían regresar a su lado se encontraba con que solo querían utilizarlo. Su madre no hizo ningún comentario para negar sus palabras y fue ahí cuando me acerque a ellos. Tome la mano de mi amor y le dirigí una mirada de apoyo y comprensión, para luego girarme a su madre con una mirada de hielo.
- Con todo respeto, señora…
- Su Majestad para ti niña – me interrumpió; ¡ilusa! Jamás le daría el placer de escuchar esas palabras saliendo de mi boca.
- Señora – recalque - ¿tiene usted idea de lo que ha pasado su hijo durante estos años? – la vi haciendo el ademan de hablar y levante mi mano para detenerla -. Si, se que es enteramente culpa mía, pero al menos estoy haciendo algo para corregir las cosas. Usted lo ha llamado del exilio ¿solo para utilizarlo? Sabe algo mi señora, si ese es su objetivo usted me da asco como persona.
Sus mejillas enrojecieron de ira. Demasiada sinceridad de una, pensé. No me sorprendí para nada cuando recibí su bofetada con fuerza y orgullo, mas si me sorprendió que esa mujer tuviera la fuerza para hacerme caer contra el fuerte vampiro a mi derecha. Sus ojos era pozos de ira, y su voz cuando me hablo era aterradora.
- Soy la reina Misaki Hikaru Kamijo, esposa del rey supremo de los vampiros y madre del heredero al trono. Hija de Takeshi Aoi Suou* y Jacelyn Lariette, señores vampiros del Japón. ¿Tu quien eres?
A pesar de mi miedo creciente respondí.
- Katherine Genevieve Hawkeye, hija de Juliana D´Jeart y William Hawkeye, un par de campesinos cuyo único objetivo en la vida parecía ser joder la mía, muertos a mis manos. Hija del maestro vampiro Mao, que lleva casi el mismo tiempo que yo de vampiro sin una gota de sangre y enterrado. Cazadora de los de mi raza desde el día que me convirtieron, con mas de ciento veinte victimas en mi haber y la persona que se encargara de clavaros una espada en el corazón cuando os atreváis a tratar a vuestro hijo de ese modo.
Reconozco que quizás cometí un error al intentar soberbiamente incurrir tan rápidamente en la ira de los reyes, pero a diferencia de lo que esperaba yo, la reina Misaki sonrió amablemente sin rastro alguno de malevolencia.
- Un espíritu fuerte por lo que veo, mi hijo estará muy bien cuidado a tu lado.
Sus palabras nos desconcertaron a ambos, no esperábamos que eso fuese una especie de prueba, menos aun después de sus crueles palabras. Nos sonrió con ternura.
- Aun son jóvenes, deben aprender que en la Eternidad no todo es lo que parece – me sobresalte al oír su voz en mi mente, pero Kamijo asintió con tranquilidad.
El alcance de mi ignorancia me abrumo: lo único que sabía de mi raza era lo básico. Nunca había necesitado usar mas poder que mi fuerza, ¿Qué misterios contenía la sangre robada de Mao?
- A pesar de que me gustaría quedarme y compartir mas tiempo con ustedes a solas, mi señor no tiene la misma paciencia de la que yo soy dueña. Un consejo, querida – me dijo centrando su atención en mi -: usa ropas mas femeninas, si te vistes como uno de nuestros chicos no le causaras una muy buena impresión, de hecho podría llegar a tomarte por un sujeto y no por una mujer.
- Con todo respeto mi señora, no cambiare ni mis ropas ni mi forma de ser para agradarle a su esposo.
Me sentí tentada a agregar algo mas, pero el instinto me indico que por mas que ella se tomara a bien el que sea valerosa, solo hay un paso de eso a la impertinencia: el rey ya era mi enemigo declarado, no quería que la reina también lo fuera. De hecho ella se puso seria ante mi respuesta y se dio vuelta altivamente, haciendo que sus faldas hicieran el sordo ruido de la pesada tela al moverse.
- Entonces seguidme.
Kamijo me miro a los ojos y ambos comenzamos a caminar detrás de su madre, tomados de las manos. Me había imaginado que esta fortaleza tendría tuneles de hielo perpetuo en lugar de pasillos ricamente decorados y no estaba lista para tanto esplendor y quizás nunca lo estuviera, las bellísimas estancias de Kamijo eran la cueva de un muerto de hambre al lado de estas, pero allí al menos me sentía segura y comoda: este lugar rezumaba amenaza… Llegamos finalmente hasta unas enormes puertas de plata, rubí y obsidiana por cuyo arco podría haber pasado un gigante. En la enorme mole había representada la escena de un vampiro de ojos de rubí y cabello azabache con una corona de oro ceñida en la cabeza marchar al combata sobre un corcel de mármol negro, vestido con un atuendo de pieles de venado y con los colmillos de marfil al descubierto. No sabia quien era, pero mi novio a mi lado inclino la cabeza con respeto ante la talla.
La reina se marcho para entrar por otra puerta, no sin antes darle a su hijo un fino aro de plata para que se lo ciniera en los cabellos a modo de corona, que el se coloco mientras yo acomodaba mi gabán sobre los hombros. Unos guardias con alabardas nos abrieron las puertas mientras un heraldo se adelantaba a anunciarnos.
- El Príncipe heredero, Lord Yuuji de la casa Kamijo, descendiente directo del Rey Sin Nombre por línea paterna. La Vampiresa de Sangre, Katherine Genevieve de apellido Hawkeye, hija de Mao, Asesina de Vampiros.
Mi nombre, condición y titulo fue como una estaca en el corazón: si había algo de los que estaba segura sobre la sociedad vampírica, es que eso de matar a los tuyos no esta bien. De repente mi cerebro me informo que estaba a punto de entrar a una sala llena de Vampiros de Alma nobles, la elite de nuestra raza, todos mucho mas poderosos que yo: dependiendo de lo que ocurriera allí, estaba mi vida en riesgo. Una sola mirada a la férrea determinación de Kamijo a mi lado basto para calmarme… superficialmente.
Tomados de la mano entramos a la enorme sala del trono.
- Esperaba que no tropezaras con la misma piedra dos veces, hijo.
Levante la mirada hacia la tarima sobre la que se ubicaba el trono, y me estremecí ante la imagen del caballero medieval/legionario romano/cruel rey de la Edad Oscura que me encontré allí. Emanaba poder centenario. Era un hombre de al menos metro noventa, de cabellos color oro oscuro y ojos de mar, tez pálida y rasgos delicados: la perfecta imagen de un ángel… hasta que reparabas en su contextura maciza cubierta por una armadura, el mandoble desnudo sobre las rodillas y la frialdad de su mirada.
Mi rostro no reflejo nada, pero me asegure de que si mirara en mis ojos viera indiferencia total. Aprete la mano de Kamijo, dándole animos y buscando tranquilizarme… hasta que oí una voz conocida resonar por el salón.
- Vaya, vaya… ¡mírate cuanto has crecido Katherine!
No pude evitar mi sobresalto a pesar de que enseguida recompuse mi expresión vacía e indiferente… y lo vi. Sus ojos de ese mismo castaño rojizo, sus cabellos igual de oscuros que antes, su sonrisa de ángel de infierno y la prepotencia con la que se abría paso en el mundo: era inconfundible.
- Mao-san, usted sigue igual de maléfico que siempre, sobretodo considerando que la ultima vez que nos vimos me apropie de cada una de las gotas de su preciosa sangre…

*: Sep, me afane los nombres de Ouran, pero a la hora que lo escribí no tenia ni internet, ni ganas de ponerme a pensar -.-.
Ahora se que sienten los autores a los que de la nada se les borra la historia, mi comprension y pesame amigas.
avatar
DarkRose
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 133
Rosas : 145
Fecha de inscripción : 11/03/2012
Edad : 20
Localización : encarcelada en el palacio de marmol negro que es mi mente...

Ver perfil de usuario http://natshinigamidarkrose.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por Eternal Rose el Dom 12 Ago - 21:23

O.O yo ceri que Mao habia muerto... sera que la madre de Kamijo los apoya???
Los nombres estan bien DarkRose, espero el proximo capitulo :Flower_For_You:
avatar
Eternal Rose
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 667
Rosas : 782
Fecha de inscripción : 29/04/2012
Edad : 19
Localización : Perdida en algun lugar muy lejano...mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por dalitha el Dom 12 Ago - 23:33

:8O: jamas me imagine que Mao estuviera vivo esta tan interesante!!! :Flower_For_You: quiero mas porfa!!!!! plzz
soy tu fan escribes maravilloso!! :loco:
avatar
dalitha
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 249
Rosas : 296
Fecha de inscripción : 09/05/2012
Edad : 21
Localización : Mexico♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por celciapuppy el Lun 13 Ago - 12:48

Nooooooooo, DarkRose porque me dejas asiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, eres muy mala a esperar el otro capitulo
avatar
celciapuppy
Rosa en crecimiento
Rosa en crecimiento

Mensajes : 95
Rosas : 105
Fecha de inscripción : 04/01/2012
Edad : 37
Localización : BOGOTA COLOMBIA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por DarkRose el Dom 19 Ago - 17:32

Les debo a todas una disculpa enorme por mi tardanza, mi memoria no funciona bien, y no he estado muy inspirada estos dias. Espero que este cap no las decepciones, a mi me fue bastante tedioso de escribir y si Katherine y Kamijo estuvieran aqui me matarian por el rumbo que estan tomando las cosas... Aproposito, despues se revelara como Mao-san consiguio seguir vivo despues de que lo desangraran; tambien fue una sorpresa para mi, pero cuando vi que podia explotarlo para hacer sufrir a nuestra adorada pareja (no se porque, pero TODAS las perjas principales de todos los ff que escribi alguna vez, viven para sufrir -.-) y su misteriosa personalidad, lo revivir.
Ahorita si, enjoy!!

Capítulo 24
Su risa me infundio temor: podía no temerle al rey vampiro, pero no temerle a aquel que te ha creado es una reverenda estupidez; aunque sea ínfimo, el siempre tendrá alguna especie de poder sobre ti y tu destino.
- Veo que de hecho te has vuelto más fuerte que antes… La vez anterior lograste pillarme por sorpresa, pequeña: ten por seguro que eso no volverá a pasar jamás.
De no ser por la seguridad de Kamijo a mi lado, probablemente me habría echado a correr aterrada por sus últimas palabras, y más que nada por su tono de voz prometiendo dolor y sufrimiento más allá de los limites mortales o inmortales.
- Como sea, maestro, el caso es que no estoy aquí ni para verlo a usted, ni porque quiera – lo ignore y me dirigí al rey -. Estoy aquí porque se ha llamado a mi novio a regresar a este lugar.
El rey me miro fríamente antes de hablar.
- Yuuji, tengo entendido que te has prometido a esta vampiresa inferior… ¿puedo conocer las razones de tal acto insensato e impropio de un heredero como lo eres tú?
Su tono exigía. Kamijo a mi lado le respondió con una simple palabra.
- Amor.
A nuestro alrededor los concurrentes a la sala comenzaron a murmurar, hasta que a mano levantada del que estaba sentado en el trono los acallo.
- Sabes muy bien que aquellos de los nuestros que ocupan escalafones altos en nuestra sociedad tienen prohibido el tomar un compañero para la eternidad por “amor”. Así pues solo lo diré una vez: yo Edgard Kyle de la casa Kamijo, séptimo descendiente por línea paterna del Rey Sin Nombre, nombro el compromiso del príncipe Yuuji Kamijo con Katherine Genevieve Hawkeye invalido, y desde este instante en adelante, es el prometido de Lady Serafina Kristeen de la casa Taylor, heredera de la facción norteamericana.
¡¿Qué?! ¿Cree acaso que todo se soluciona con su poder? ¿Qué nosotros nos dejaríamos separar simplemente por sus palabras insensatas? Todos a nuestro alrededor felicitaban al príncipe y a una mujer de cabellos del color de la plata, la tal Serafina. Esto no se quedaría así. Avance un paso, sintiendo como la mano de MI novio ejercía presión en la mía para que no continuara con eso. Me deshice con brusquedad y continúe mi avance hasta los pies del trono, llevada por celos, instinto y furia. El rey estaba distraído comentándole algo a su mujer y sus ministros y no me vio acercarme o no me considero una amenaza.
El caso es que logre estamparle un buen bofetón en la cara. Sus ojos ahora reflejaban ira, pero no me intimidaron.
- ¿Crees que yo aceptare esto por las buenas? ¿Crees que Yuuji lo aceptara? ¡Entérate viejo estúpido que estamos en el siglo XXI! ¡Tú no tienes más derecho sobre tu hijo del que Mao tuvo jamás sobre mi persona! Y si insistes con esta estupidez, reto a la señorita Taylor a un combate singular en la disciplina que ella escoja para demostrar de una vez…
- ¡A callar! – su autoridad era absoluta, mas hice caso omiso.
La razón me instaba a callar, mi instinto a refutar todas y cada una de las palabras que fueran en contra de mis designios. La parte humana en mí solo quería correr muy lejos de ese salón y del frio helado que ahora se colaba entre mis huesos, la vampiresa quería matar a ese sujeto sin importarle nada más.
Los ojos del rey se clavaron en los míos, tan fríos como el hielo del exterior. Algo empujaba intentando entrar a mi mente, sin duda estaba intentando ejercer alguna especie de control mental en mí y se vio frustrado al no lograrlo.
- Mao, ya que ella es tu hija te compete a ti el castigarla por su falta.
¿Aún seguía con esas sandeces?
- ¿Qué castigo debería de aplicarle, mi señor?
Es estúpido discutir los planes que tienes para alguien enfrente de ese alguien, eso todos lo sabían. Me convencía a mí misma de que no tenían el poder suficiente para capturarme, pero ni siquiera llegaba a considerar siquiera el creerlo. La sonrisa malévola del rey término de helar mis huesos, parecía un niño ante su regalo de Navidad.
Sentí el contacto cálido y dulce, lleno de seguridad de la mano de Kamijo en mi hombro e instantáneamente me tranquilice.
- Con tu permiso, padre, he de decir mi opinión sobre tu decisión…
- No te daré ningún permiso – mi príncipe ignoro olímpicamente ese comentario.
- No aceptare un compromiso arreglado. Mi prometida es esta mujer que tienes ante ti, y si es necesario que despose a la heredera del aquelarre norteamericano para tomar de nuevo mi lugar aquí, ya bien puedes ir entrenando a Yukimaru.
Se dio la vuelta, guiándome con firmeza y seguridad, aunque distinguí nerviosismo y quizás un poco de miedo en el fondo de sus ojos. En los míos había mucho más. Una risa siniestra resonó a través de la sala.
- Yuuji, tu eres mi heredero lo quieras o no. Y te equivocas en algo, ella no puede ser nada tuyo sin el consentimiento de su creador, maestro, padre o como quieras llamarle. Y Mao no dará el brazo a torcer…
- La verdad es que no se… el romance entre dos criaturas tan diferentes sin duda sería algo digno de atestiguar para los futuros científicos… - el cinismo de su voz me helo.
Había entrado a esa sala como una vampiresa libre, con la cabeza en alto y orgullosa de quien era; a cada minuto que pasaba crecía en mí la seguridad de que no saldría en las mismas condiciones. Solo había un hecho del que estaba segura: antes muerta que separada del compañero de mí alma una vez más… pero tampoco podía tomar ese camino sin herir profundamente a quien quería proteger. Jamás había soportado tales dilemas: siempre había tenido el camino claramente señalado ante mí, y había caminado con él con seguridad aunque las decisiones fueran erróneas porque siempre había estado sola, ahora cada paso que daba no solo me hundía mas, sino también a el joven vampiro semi-paralizado a mi lado.
La voz de mi padre se dejó oír de nuevo.
- Katherine nunca será del príncipe Yuuji Ed, tienes mi palabra de Hermano Juramentado.
Sentí de inmediato los efectos de su palabra ser obedecidos por su sangre en mis venas, abrasándome y volviendo el contacto de mi príncipe venenoso para mi ser. No me aparte de su contacto ni hice mueca de dolor alguna, nunca les daría esa satisfacción, de hecho tome la mano de Kamijo y atrayéndolo hacia mí y sin darme vuelta ni una sola vez camine hacia la puerta de salida. Solamente hable cuando tuve las tallas de la historia frente a mí.
- Jamás lograran separarme de él.

Sep, yo tambien odio al presumido de Edgard. Y en un principio habia pensado en poner a Mao como hernano del rey pero mirara por donde mirara me pareceria incestuosa la relacion entre los protas de ser ese el caso... y despues leyendo Festin de Cuervos me vino lo de los Hermanos Juramentados a la cabeza... Asi que la relacion entre esos dos es algo forjado a base de haberse salvado la vida mutuamente en el pasado ^^
avatar
DarkRose
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 133
Rosas : 145
Fecha de inscripción : 11/03/2012
Edad : 20
Localización : encarcelada en el palacio de marmol negro que es mi mente...

Ver perfil de usuario http://natshinigamidarkrose.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosas de sangre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.