Versailles ~Philharmonic Quintet~ // Comunidad de Fans Latinoamérica
Qué esperas para unirte?




Versailles - fans Latinoamérica te espera con noticias, descargas y mucha fraternidad ^^



Prueba de amor

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Prueba de amor

Mensaje por Geneviev el Miér 22 Ago - 21:05

Recuerdo del primer mensaje :


Es el primer Fan Fic de Versailles que escribo.
La historia esta basada en un cuento que mi madre me contaba cuando era pequeña.

Lo hice de KamijoxHizaki, por que eran los que mejor cuadraban en la trama *-* Pero,
quizás y hayan sorpresas >.<

Espero y os guste ♥




Capítulo 1 - Detrás del muro



Suspiró apoyado en aquel muro de piedra oscura. Sus hermosos ojos reflejaban una luz sumamente impactante, capaz de hipnotizar a cualquiera que se atreviera a mirarlos. Aquella luz era brillante como los rayos del sol que, sobre el caían, y hermosa como los pequeños pétalos de la flor del cerezo japonés que, a su alrededor llovían. Bañando también algunos de sus hermosas ondulaciones rubias, como la miel y suaves como la seda.

Todo aquel gran valle que se encontraba a su frente, era capaz de dejar sin palabras a cualquiera. Todos los árboles de este, eran bañados por el color esperanza, dejando ver algún que otro pajarillo volar a sus alrededores. Las flores, vestían sus hermosos colores de amarillas a violetas, sin olvidar los magentas y los celestes, eran visitas por mil abejas, dejando a oír el zumbido de sus alas al batir en el vuelo. Algún que otro conejillo travieso brincaba los prados mas verdes, haciendo que su pelaje gris brillase con la apacible luz del sol.

Todo era sumamente hermoso a su alrededor, pero como el, no podía haber absolutamente nada. Su rostro, el más angelical que podía haber en toda la faz de la Tierra. Una piel clara y suave, como el mismo algodón. Sus ojos, dos diamantes oscuros pero brillantez, con una mira llena de paz y sinceridad, decorados con unas bellas pestañas negras, largas y delicadas. Las cuales le hacían tener una mirada coqueta al pestañear. Su nariz una obra de arte, pequeña y sumamente perfecta. Y sus labios… finos pero gruesos, carecían de carnosidad pero eran la perdición para todo el que los mirara. Siempre sin estar completamente cerrados, dejando ver una pequeña parte de sus blancos dientes. Los cuales parecían perlas, envueltos en los olorosos pétalos de la rosa más roja y hermosa.

Pero, ¿De que le servía toda aquella belleza, si el hombre al cuál amaba en silencio ni siquiera sabía de su existencia?

Todas las mañanas, cuando el gallo entonaba su saludo al comenzar el día, salía corriendo de su pequeña casa hasta el muro. Bajo el, había un viejo tronco de roble, gastado y castigado por el paso de los años en la misma circunstancia. Subía en el y apoyaba sus sedosas y largas manos decoradas con unas uñas de tono carmín sobre el muro. Cruzando después sus brazos y recostando su cabeza sobre uno de ellos, mientras que en su angelical rostro, una sonrisa sincera se dibujaba mientras lo miraba a él.

Sobre un caballo, de blanco pelaje como la nieve, y de largos cabellos como hilos de plata, se encontraba él. El ladrón de sus sueños.

ÉL era el hombre mas deseado por las doncellas del reino.

El príncipe Kamijo.

Un hombre alto y esbelto. Su rostro varonil dejaba a sus espaldas una brisa de suspiros y desmayos interminables. Sus ojos, pura agua cristalina. Dotados de un tono azul casi transparentes. Con una mirada penetrante, casi como si dejara tu ser desnudo y viera tu alma. Claros espejos del mar. Su nariz, la cual parecía tallada en marfil y su boca, de labios finos y tenuemente rojizos. Todo ellos, hacia que el príncipe diese a ver un semblante serio, pero, seductor.

Sumido en sus pensamientos, mientras lo miraba y suspiraba, el hermoso muchacho de cabellos dorados no se dio cuenta de que poco a poco, la madera del roble comenzaba a estallarse y que pronto rompería.

Dando un gran grito de susto, cuando se oyó como la madera estallaba y se partía haciéndole caer de espaldas sobre el pasto verde dándose un buen golpe en su espalda. Su madre, quien lo había visto todo desde la pequeña ventana de madera de su cocina, salió de inmediato a donde su hijo se encontraba. Lo encontró tumbado de espaldas, y poco a poco intentando levantarse lo cual era inútil. Lo intentó ayudar y cuando el muchacho se encontraba casi completamente de pie, oyó alguien llamando al portón de madera que mantenía la pequeña casita y su granja aislada del valle.

La mujer de cabellos blancos se acercó a la puerta dejando a su hijo sentado en un pequeño banco de piedra cerca del cerezo.

- Oh, alteza ¿se le ofrece algo?

Hizaki, que estaba sumido en sus pensamientos, y en la imagen de su amado sobre su caballo no se dio cuenta con quien hablaba su madre hasta que la voz del príncipe fue captada por sus oídos.

- Buenos días señora. Disculpadme el atrevimiento, pero he oído un grito, y me ha parecido que venía de este lugar. Y me ha parecido correcto el preocuparme por si todo iba bien.

Las pupilas del rubio se dilataron al escuchar aquella voz tan seria llegando a sus oídos y rápidamente se levantó, olvidando consigo el dolor de su cuerpo tras la brutal caída. Caminó con miedo hacia la puerta. Sus piernas temblaban y los nervios recorrían su cuerpo sin parar. Lo quería ver. No le importaba lo espantoso que estuviera después de su caída. El tenerlo cerca por primera vez en su vida, el poderlo ver sin un muro de por medio… Eso era lo que llevaba añorando toda su vida.

Cuando dejo que su cuerpo asomase por la puerta, su mirada chocó con la de su príncipe. Jamás había visto unos ojos tan sumamente hermosos como aquellos. Claras gotas de lluvia. Kamijo sintió como su corazón comenzó a bombardear su sangre mucho más rápido de lo normal. Al igual que él, Hizaki estaba totalmente atónico su boca no podía ni siquiera expresar un simple “Buenos días”.

Su madre, se percató de cómo los dos chicos se miraban totalmente perdidos el uno en el otro. Sabía que el motivo por el que su hijo cada mañana se subía en el tronco del roble, era simplemente el poder ver al príncipe paseando en su caballo.

- El es mi hijo Hizaki – Rompió el hielo, y los dos muchachos volvieron en si. – Ha caído mientras arreglaba unas cosas. Le he dicho que tuviese cuidado, pero no me hizo caso. – Pellizcó la mejilla del de cabellos dorados, haciendo que se sonrojara en el acto y sonriera. Sonrisa que cautivo al príncipe Kamijo por completo.
- Buenos… días. Alteza. – Dijo cabizbajo he hizo una reverencia ante el príncipe.

Kamijo, no emitía ninguna señal de vida. Estaba atónico viendo aquellos ojos oscuros pero bellos, sonrisa tan coqueta y las mejillas totalmente teñidas de un magenta claro, que tenia aquel muchacho. Un ángel.

- Buenos días, Hizaki. – Como aquella voz pronunció su nombre, hizo que el rubio se sintiera volar. – Me alegra saber que todo esta bien. – Sonrió esta vez el, sin sacarle la vista al otro muchacho, que de nuevo lo miraba perdido en el. – Si me disculpan debo de retirarme.

Tomo la mano de la señora y dio un beso en ella, como todo un caballero. Ella simplemente sonrió, sonrisa que le fue devuelta.

- Hizaki – Susurró tomando la mano del chico lo cual hizo que ha ambos les diera un vuelco el corazón al sentir la piel del otro. Sin apartar sus miradas besó con suavidad aquella piel desnuda con aroma a vainilla. La cual deseó seguir besando por una eternidad si era posible.

El rubio, estaba a punto de sucumbir.

La mujer cerró el gran portón de madera mientras que Hizaki seguía mirando como el príncipe se alejaba hasta llegar a su caballo blanco y subir en el. Pudo ver como Kamijo miró hacia atrás aun sonriendo antes de partir.

Pronto su mente se nublo y cayó al suelo inconsciente. Dejando a su madre riendo, ya que ella esperaba un desmallo. Si no era delante del príncipe, seria después.

En las profundidades del bosque, por un sendero cubierto por los pétalos de las flores iba Kamijo. Sonriendo, perdido en el recuerdo de la belleza que había acabado de conocer.

- Hizaki… - Susurró con su amarga voz, pero sus ojos brillaron como la luna en una noche sin nubes.

Tenía en mente una idea para poderlo volver a ver pronto. Pero necesitaba descansar primero, luego ya habría tiempo para pensar en su idea.

El siguió su camino hasta el palacio, preguntándose… ¿Cómo era posible que aquel muro de piedra, escondiera la belleza más reluciente del universo?


Última edición por Geneviev el Dom 25 Nov - 9:56, editado 3 veces
avatar
Geneviev
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 164
Rosas : 211
Fecha de inscripción : 22/08/2012
Edad : 22
Localización : A saber...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Prueba de amor

Mensaje por Eternal Rose el Miér 24 Oct - 20:59

"te meto la mano en el bosque" ese titulo llama la atencion de forma exesiva XDDD

ok, no no soy una depravada mental... *claro que no ... ....* El adelanto... etto.... nos dejas con la intriga... abu... estare a la espero del proximo cap...
avatar
Eternal Rose
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 667
Rosas : 782
Fecha de inscripción : 29/04/2012
Edad : 19
Localización : Perdida en algun lugar muy lejano...mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Geneviev el Jue 25 Oct - 16:53


¡Mamá está aquí!

Siento muchísimo el no poder haberlo publicado ayer, pero estaba muerta.
Muchas gracia a todas las que han estado al pendiente
Pero por fin lo he consegudo terminar. Me salió mas largo de lo que pensaba, pero
os prometo que ademas de tardar, vuestro amor por mi habrá aumentado al
acabar el capítulo.

Sin mas, a leer ~(*-*~)




Capítulo 13 – Mariposa


La guardia real paseaba los profundos y peligrosos bosques desde tempranas horas de la mañana. Esperando encontrar a su alteza, el príncipe en algún lugar no muy lejano. Fue gracias a uno de los criados del palacio, quien vio como el caballo del príncipe salía por un sendero que iba a dar al bosque, como supieron del posible paradero del muchacho.

Uno de los caballos iba al mando de Yuki, quien se encontraba muy preocupado por su primo. Sabía que por muy amante de la naturaleza que fuera, para alguien como Kamijo quien de pequeño tubo barreras y escoltas que impedían su huida a lugares mas alejados del palacio que el pequeño bosque de cerezos, sería muy fácil perderse en un sitio como aquel bosque. Por lo cual, su mente divulgaba algún que otro pensamiento absurdo desde su punto de vista.

Sizuka no había podido pasar una noche tranquila, sabiendo que su único hijo podría estar en peligro. Su esposo por su lado, se mostraba tranquilo. Confiaba demasiado en su hijo, y tenía la certeza de que pronto tendría noticias suyas. No obstante, le pediría una explicación, ya que la angustia de la reina era lo que realmente lo tenía preocupado.

En la pequeña villa rodeada de cerezos, la angustiada madre de Hizaki no podía contener las ganas de llorar. Perdió a su marido, y a su pequeño y hermoso hijo. No soportaría el saber que ahora, podía haber perdido a lo único por lo cual ella vivía, y a quien único le quedaba de aquella familia que un día fue feliz y unida. Había pasado la noche totalmente sola, desolada y rezándole a los ángeles de su familia, para que protegieran a su pequeño hijo. Lo peor para ella, era que a diferencia de los reyes, no tenía nadie que la informara. Solo podía esperar.

Sobre una piedra, se sentaba el muchacho de ojos claros. El cual era atendido por un nervioso Hizaki, quien con cuidado de no hacerle daño limpiaba con agua del caudaloso río las heridas de la espalda del otro. Sus manos temblaban cada vez que acercaba el pequeño trozo de tela mojada a aquella machacada y desnuda espalda.

Mientras que limpiaba su espalda, el menor pensaba en como habían cambiado las cosas en tan poco tiempo. Preguntándose en que momento todo se había dado la vuelta… todo por un pequeño e insignificante accidente aquella mañana.

- ¿Hizaki? - El aludido, fue sacado de sus pensamientos y paró de su labor. – Será mejor seguir.

Por una parte, el príncipe no deseaba dejar de tener aquel pequeño roce con Hizaki por muy doloroso que fuese para su espalda, pero por otra parte… Deseaba salir de aquel bosque. Sabía que sus padres estaban de seguro preocupados y no quería causarles más preocupaciones si era posible.

Caminaron por varias horas río abajo. El calor cada ve era menor a aquellas ya tardías horas de la mañana. De vez en cuando se paraban a descansar o a tomar agua del río. Kamijo, se había sacado su camisa debido al calor, y a su pesar Hizaki observaba muy de vez en cuando su desnudo torso y espalda, sintiéndose avergonzado de sus actos.

- ¡Por allí! – La bella princesa sacó al príncipe de sus pensamientos.

Corrió hacia una pequeña ladera el cual estaba cubierto por ligeros y hermosos pétalos de cerezo, la cual era muy inclinada desde el punto de vista del príncipe.

El muchacho mas joven comenzó a trepar mientras que Kamijo miraba atento donde este ponía sus pies. Por la ladera sobresalían algunas raíces fuertes las cuales Hizaki utilizaba para sujetarse y así tener menos riesgo de resbalar. Cuando llegó observo que a escasos metros se encontraban los primeros arboles de cerezo.

- Si es por aquí. – Miró feliz al príncipe. – Os toca.

El príncipe, al igual que Hizaki sujetaba las raíces para no resbalar, pero le era totalmente inútil. No sabía mantener el equilibrio y la risa de Hizaki mas el dolor de su espalda no lo ayudaban mucho.

Aquella hermosa y angelical mano quedo a la altura de su cara y sus ojos subieron automáticamente hasta encontrarse con los ojos avellana del más joven, quien le sonreía invitándolo a tomar su tersa mano, para ayudarlo a subir.

Sin pensarlo sus dedos acariciaron la suave palma de Hizaki, quien tomó con fuera a Kamijo por la muñeca par poderlo impulsar, y así evitar que se resbalara.

Para sorpresa de ambos cuando Kamijo puso sus pies en la orilla, la tierra de esta se hundió y rápidamente su princesa quien todavía sujetaba su mano tiró de el bruscamente para evitar un accidente. Cayendo así hacía atrás, y tirando consigo a Kamijo, quien cayó sobre él.

El rostro de Kamijo quedo hundido en el cuello de Hizaki, quien se salvo de una gran herida gracias a la esponjosa hierva.

El aroma de aquella tersa piel embriago sus sentidos. Con su nariz acarició el cuello de su princesa, delineándolo en una suave caricia. Sintiendo como bajo su tacto, aquella dulce piel se erizaba. Los ojos del rubio por instinto se cerraron, y su cuerpo no conseguía emitir ninguna señal en contra de lo que el príncipe hacía.

Acabo el recorrido por su dulce cuello, y esta vez fueron los labios de Kamijo los que siguieron en un suave roce el recorrido de la mandíbula de Hizaki. Con la parte superior de su mano, acaricio una de las coloradas mejillas de aquella tan indefensa rosa, quien, a pesar de haberle demostrado al príncipe que era portadora de espinas, no se atrevía ha hacerlas brotar en aquella situación.

- Vuestra piel es tan suave, como los pétalos de una rosa. – El cálido aliento del príncipe chocó en sus labios. – Mi rosa… - Susurró.

Con un ligero rubor entreabrió sus hermosos y brillantes ojos, encontrándose con aquel tan varonil rostro relajado y de ojos cerrados. Tan cerca del suyo, pero de alguna forma lejos, o quizás inalcanzable.

Levantó una de sus manos. Acarició aquel cabello rubio, tan ligero y sedoso para después bajar por su rostro, dejando su mano quieta en una de sus mejillas.

Kamijo, abrió sus ojos azules, los cuales brillaban al igual que los de Hizaki. Bajo la atenta mirada del más joven, giró su rostro y besó la palma de aquella mano de porcelana. Para luego vuelve a contactar su mirada con la de su princesa. Perdiéndose en ella.

- Permitidme y disculpadme… - Como una hermosa mariposa en la más ligera rosa, posó sus labios sobre los de su bella princesa.

Las mejillas ya ruborizadas de la princesa aumentaron su color y poco a poco sus brillantes ojos se cerrando de forma lenta.

Movió su cabeza suavemente hacía un lado, buscando mas contacto con aquellos finos y dulces labios. Buscando más de ellos. El príncipe, atrapó entre sus labios el inferior de Hizaki, probando consigo un poco de su saliva. Sin brusquedad, con miedo a ahuyentar a su delicada flor, acarició con la punta de su lengua los labios de Hizaki, quien los entreabrió y la atrapó de forma dulce e infantil entre sus dientes. Kamijo, sonrió contra su boca y volvió a juntar sus bocas de una forma mas intima.

Hizaki, quien no sabía como sobrellevar la situación, dejó que la lengua de Kamijo explorara su boca, moviendo la suya vergonzosamente. Sus dedos se enredaron en el rubio cabello del príncipe, y su mano descansaba sobre la espalda desnuda de este. Al contrarió, Kamijo sujetaba con sus dos manos la nuca de su princesa, a pesar de que se encontraran acostados.

Rompió el beso con suavidad, comenzando un camino de cortos y dulces besos por el cuello de su princesa, bajando por este mientras que con una de sus manos apartaba la camisa de Hizaki para hacer crecer aquel hermoso camino hasta su hombro, donde sus labios sintieron la tersa piel de aquella zona, respirando su dulce aroma.

La mano de Hizaki acariciaba con suavidad la cabeza del mayor, mientras que este con delicadeza separó su mano de su pelo, llevándola y apretándola con la suya sobre su desnudo pecho, haciendo así sentir los latidos de su corazón a su bella princesa.

Un sonido se escucho cerca de allí.

El príncipe levantó la vista viendo a algunos lejanos a la guardia real acercándose. Rápidamente, Hizaki también se dio cuenta de aquello, y se separó bruscamente de Kamijo.

Tapó de nuevo su hombro con su camisa, y se sacudió de rastros de alguna que otra hoja.

El príncipe pensaba en como liquidar a Yuki, quien iba dirigiendo la guardia real, por haber estropeado aquel mágico momento con su princesa. Estaba más que seguro que tendría una “incomoda” conversación con su primo al llegar a palacio.

- ¡Allí está! – Gritó quien para Kamijo ahora era un maldito importuno.

Cuando la guardia se acercó Yuki observo que Kamijo no se encontraba solo. Miró por varios minutos a aquel muchacho, y cuando su mirada se cruzo con la de Kamijo, entendió de quien se trataba. Aquellos ojos azules lo miraban de una forma realmente amenazante.

Bajó de su caballo y aceró a su primo, con pasó inseguro.

- Estábamos muy preocupados. – Comentó. Su primo simplemente alzó una ceja.
- Pues no entiendo el porque. – La guardia intercambio miradas dudosas. – En fin, ya me encontraste, ahora… – Miró a los demás caballeros. – Podéis iros.
- No. – Contestó Yuki.

Hizaki simplemente se dimitía a escuchar como los dos primos discutían, por cosas realmente insignificantes. Alzó su vista y un poco lejos de allí pudo divisar el tejado de su casa por encima de las copas de los rosados cerezos.

- Disculpadme. – Dijo tímidamente. – Mi casa esta ahí mismo. – Señalo con su mano. – Alteza, gracias. – Su sonrojo volvió a ser notorio cuando cruzaron sus miradas.

Antes de que Kamijo pudiera contestar, desapareció entre los cerezos dejando con intriga a todos los caballeros que se encontraban allí. Quienes a pesar de su grave voz, se preguntaban quien era aquella dama tan bella y hermosa.

Por su parte, Kamijo miró asesinamente a Yuki.

Había sido sumamente cuidado con su hermosos Hizaki. Había vencido su miedo y se había atrevido a besarlo a pesar de sus nervios. Fue correspondido y eso consiguió abrir alguna que otra puerta la cual aprovecho. Y tan rápido como el tiempo, había llegad su primo y la guardia real estropeándolo todo.

Después de subieres con su primo al caballo de este, hecho su vista hacía los cerezos recordando como su Hizaki había desaparecido entre ellos.

Así como entre un campo de flores, desaparece una… mariposa.

- - -

Estoy lista para escuchar cuanto queréis a mamá

La verdad, no quería o no tenía planeado poner beso, pero pensé... "¿Por qué no?" así
que finalmente, aquí esta... El titulo fue, algo inspirativo.

Por cierto, deciros que para Halloween, haré un KamiHiza, bastante sexy, desde mi punto
de vista... Será de vampiros, pero con un ligero cambio. Espero veros por allí ♥

Y por ultimo, os quiero presentar a mi hijo. Sí, tenéis un hermano de un añito.

Es que, siempre pienso "Les tengo que presentar a mi niño" pero luego me olvido x.x

El es, Tambor;



¿Una monada verdad? :3



Última edición por Geneviev el Lun 12 Nov - 18:01, editado 1 vez
avatar
Geneviev
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 164
Rosas : 211
Fecha de inscripción : 22/08/2012
Edad : 22
Localización : A saber...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Eternal Rose el Jue 25 Oct - 20:01

Te quiero mama!!!! :3 Que hermoso cap... lo ame demasiado...
lo de halloween va estar genial, claro que quiero leerlo, espero el proximo gene-chan!!!
PD: Que lindo Tambor!!
avatar
Eternal Rose
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 667
Rosas : 782
Fecha de inscripción : 29/04/2012
Edad : 19
Localización : Perdida en algun lugar muy lejano...mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Shinomeki_Miwa el Jue 25 Oct - 20:52

WA SUGOII ME ENAMORE DE LA HISTORIA (HASTA LA IMPRIMI ESPERO QUE NO TE ENOJE) DIOS DE VERAS ME ENAMORE ME SENTIA UNA NIÑA PEQUEÑA LEYENDO SUS CUENTOS DE PRINCESAS...ERES INCREIBLE SIGUE ASI¡ :Celebration: :Celebration: :Celebration: :Celebration: :Clapping: :Mua:

TE SEGIRE LA PISTA...

YANE¡
avatar
Shinomeki_Miwa
Pequeña Rosa
Pequeña Rosa

Mensajes : 15
Rosas : 18
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Edad : 23
Localización : cd. de mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Angel_cm el Sáb 27 Oct - 0:12

Tu tu tu tu TE AMO CADA DIA MAS Y A TAMBOR TAMBIEN :3 askjkasjkdj yaquiero leer cosas sensualosas Kamizaki que me regala mi mami :3 :Celebration:
avatar
Angel_cm
Rosa en crecimiento
Rosa en crecimiento

Mensajes : 52
Rosas : 58
Fecha de inscripción : 18/07/2012
Edad : 20
Localización : Unica rosa en El Salvador~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Geneviev el Sáb 27 Oct - 10:01

Eternal Rose; Yo también te quiero ♥.♥ A mi este capi tambien me gusto como quedo, aunque a decir la verdad, me quede trabada en el momento "Love mode On" por que, al no frecuentar escribir cosas así me quede medio perdida xD Pero me supe encontrar è.é xD El de Halloween lo voy ha empezaar hoy, para terminarlo esta noche, y así poder escribir el capitulo 14 ^^


Shinomeki_Miwa; No, claro que no me importa. Yo también la imprimo según voy acabando los capítulos así que tranquila, no hay problema a mi de pequeña nada mas me gustaba La bella y la bestia. Y cuando escribo Prueba de amor, siento algo parecido.

Tengo una nueva hija



Angel_cm; Mi única hija sensualmente activa y pervertida ._. Yo también te amo cada día mas ♥ Tambor... si es un amor >.< Lo tengo por aquí conmigo en este momento. Pero no se donde esta . . .
En fin, ya te daré cosas XXX KamiZaki para que leas ;)


Gracias a las tres, las quiero mucho...

~ Mamá ~
avatar
Geneviev
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 164
Rosas : 211
Fecha de inscripción : 22/08/2012
Edad : 22
Localización : A saber...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Angel_cm el Sáb 27 Oct - 23:22

Asdjfhkhsdsdkj aqui esta tu hija dispuesta siempre a pervertir los comments (?) *se hace bolita a tu lado* Te amo mami por que me daras cosas xxx de esos señoritos sensualosos :3 :D :chicle:
avatar
Angel_cm
Rosa en crecimiento
Rosa en crecimiento

Mensajes : 52
Rosas : 58
Fecha de inscripción : 18/07/2012
Edad : 20
Localización : Unica rosa en El Salvador~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Geneviev el Lun 29 Oct - 21:18


¿Cómo están las niñas de mami?

Hoy les traigo el capítulo un día antes, ya que mañana acabaré lo que escribo para Halloween.
La verdad, me esta resultando difícil escribirlo, pero mamá lo conseguirá è.é

¡¿Adivinen qué?! ¡Volví ha echar cuentas, y es muy posible que llegué a los 25 capítulos!

Para mi es increíble, ya que llevo escribiendo cinco años, y siempre llegaba al seis como mucho.
Lo máximo fue hasta ocho capítulos, pero jamas pude acabar alguna ya que o me surgían
problemas o las páginas cerraban y por eso me resulta extraño ir ya por el 14



Capítulo 14 - Explicaciones y reflexiones


El príncipe miraba hacia otra dirección con la vergüenza escrita en su rostro, ya que su madre no se cansaba de abrazarlo y besarle las mejillas y la cabeza mientras que le revolvía el pelo. A su frente, un rey lo suficientemente serio miraba atento la escena de su esposa e hijo mientras procesaba lo que este último le había acabado de contar. Podía imaginarse a su hijo de varias forma, de todas. Menos de salvador.

- Así que esperas que me crea que estuviste desaparecido en el bosque, con una mujer… ¡Por que la rescataste! – La reina miró de reojo a su marido y paró de mimar a su preciado hijo.
- ¡Takuyou! Nuestro hijo a estado desaparecido, ¿y tu lo único que eres capaz de hacer es reprocharle? – Kamijo le sonrió a su padre, quien se mostró rojo de ira.
- Sizuka… Es un sin vergüenza, es mas que obvio que se fue de aventuras con esa fulana, a la que dice haber rescatado. – Los ojos de Kamijo se abrieron al máximo al escuchar el término con el que su padre se había acabado de referir a su bella princesa.
- ¡Fulana serás tu! – El rey, quien bebía un poco de vino se ahogo.
- ¡¿Cómo osas de hablarle así a tu padre?! – Gritó el furioso rey. – Sizuka, mira lo que has conseguido por mimarlo durante tantos años. – Ahora, era la reina la enfurecida.
- ¿Se deberá a que le he dado tanto el cariño de madre como el de padre, Takuyou?
- No se que intentas decir Sizuka…
- Que en la vida te has preocupado por mi niño como su padre. Nunca lo apoyas en nada y todo lo que el dice o hace esta mal para ti. ¡Deja de verlo todo desde tu trono por un día y se un hombre! – El príncipe miró a su padre y luego a su madre, quien tenía toda la razón.

El silencio llenó el ambiente en cuestión de segundos. Takuyou miraba un punto fijo reflexionando sobre la gran verdad que había acabado de decirle su esposa. Sizuka por su parte intentaba contener la rabia que llevaba cargando durante tanto tiempo al ver como su esposo jamás mostraba interés ni apoyaba a su hijo. Y Kamijo, simplemente pensaba en Hizaki, y en lo grosero que había sido su padre al tratarlo como un cualquiera.

- Me da exactamente igual el afecto con el que me hayáis tratado durante mi vida. – Takuyou, miró a su hijo quien tenía sus ojos azules puestos en su persona. Se dio cuenta que eran exactos a los de su esposa cuando lo amenazaba. – Pero no permitiré que le faltéis el respeto a Hizaki.

Se levantó del sillón y caminó a paso firme y elegante hasta la gran puerta de madera blanca y plomos dorados, por la cual desapareció dejando a un rey con la palabra en la boca y a una reina totalmente satisfecha por la actitud que había acabado de tener.

Salió del palacio y caminó por los inmensos jardines mientras que recordaba a Hizaki. El perfume embriagador de su dulce piel, su cálida saliva y el sabor de esta. Todo el era perfecto. Sonrió al imaginarse algo íntimo con él. Jamás había tenido pensamientos así con nadie, así que de alguna forma lo sentía extraño. De no haber sido por el inoportuno de Yuki, quien sabe a donde podrían a ver llegado.

- Yuki – Su voz ronca pronunció ese nombre con rabia y su boca se curvó en una sonrisa maquiavélica.

Pronto dio la vuelta, y a paso ligero casi corriendo salió de los jardines y se adentró en el palacio consiguiendo que la gente lo mirara de forma sumamente extraña ya que parecía el mismo diablo.

Después de a ver llegado del bosque, Yuki había desaparecido de la vista del príncipe, así que Kamijo optó por ir a la caballeriza donde de seguro se encontraba con Teru. Solo esperaba no encontrarse otra escena como la que ya se había encontrado el día anterior.

Cruzó todo el palacio, pasando por salones y pasillos, hasta llegar a la cocina en la cual había una puerta que daba a unas escaleras de piedras un poco gastadas por el por de los años y su poco uso. Bajó por ellas con cuidad de no caerse apoyándose de algunos troncos hasta llegar al final de ellas. Vio a pocos metros la entrada trasera de la caballeriza a la cual se dirigió y por la cual entró sigilosamente y sin hacer ruido. No quería llevarse de nuevo la desagradable sorpresa de ver aquel tipo de cosas sin antes estar lo suficientemente preparado psicológicamente.

Recorrió la caballeriza de sur a norte y de este a oeste, mirando cada cubículo donde se encontraban encerrados los caballos. Sin encontrar rastro ni de Teru ni de Yuki. Pero en uno de ellos vio algo que le llamó la atención.

Un precioso y alto caballo de músculos definidos y pelaje beige brillante llamó su atención. Aquel caballo no era del palacio ni mucho menos. A un lado, había unas correas azul marino donde había una placa.

- Yuuji. – Susurró.

Miró aquel caballo de nuevo, le era muy conocido pero no sabía de que. Ya tendría tiempo de preguntarle a Teru de donde habían sacado aquel tan precioso caballo.

Salió de la caballeriza dejándolo todo bien cerrado. Entró de nuevo al castillo y volvió a hacer el mismo recorrido hasta llegar al recibidor del palacio.

- Disculpadme, ¿sabéis dónde está Yuki? – Preguntó a una de las doncellas que trabajaban en el palacio, la cual se sonrojó hasta las orejas al ver que el príncipe le hablaba a ella.
- El señor Yuki dijo que había llegado muy cansado, y que se retiraría a descansar a su alcoba unos momentos. – Dijo muy nerviosamente la muchacha.
- Está bien. Podéis retiraros.
- Con permiso. – Se fijó en que la chica casi ni caminar podía, y pensó que de seguro en cuestión de segundos se desmayaría.

Subió con agilidad las escaleras de mármol pasando su mano por la barandilla de cerámica blanca hasta llegar al piso superior. Se adentró por uno de los tantos pasillos que había.

La habitación de Yuki se encontraba al otro lado del palacio, cerca de la que pertenecía a Teru.

Pronto divisó la puerta cerca de uno de los majestuosos ventanales del palacio. A cada lado de esta habían dos grandes jarrones con una gran variedad de flores exóticas.

El príncipe tomó el manillar de la puerta, y cuando se dirigía a entrar oyó un pequeño murmullo que provenía del interior de la habitación. Se apoyó en la puerta y pegó su oreja a la madera de esta para intentar oír mejor, pero no consiguió oír nada.

Con cuidado giró el manillar y abrió lentamente la puerta para acceder al interior de aquella habitación. A diferencia de la suya, esta era en tonos esmeralda con decorados en plata y adornos en colores mas vivos. A pesar de estar en penumbras el príncipe recorrió con sus ojos azules todo el lugar, hasta caer en la cuenta de que su primo no estaba solo.

- Ahmm… Yuki. – Reconoció aquella voz en cuestión de segundos y sus ojos se abrieron al máximo. Lo que estaba viendo no era nada comparado con el que había visto en la caballeriza.

Las piernas de Teru subían por los costados de Yuki y se entrelazaban apresando el cuerpo de su primo. Mientras que este se movía a ritmo rápido a la vez que besaba con pasión al otro chico quien emitía sonidos placenteros y arañaba la espalda del mayor con sus uñas.

Kamijo retrocedió con los ojos y la boca abiertas, expresión de sorpresa. Cerró la puerta todavía con la misma cara y se dispuso a ir a su habitación.

- Al menos me han hecho caso de que hagan sus cosas en la habitación. Ahora solo falta recordarles para qué son las llaves… - Susurró el príncipe el cual seguía con asombro.

Llegó a su habitación más relajado y con la “sorpresa” casi superada. Se dirigió a su baño nada mas entran, en el cual la bañera estaba completamente llena. Metió una mano para probar el agua la cual ya no estaba muy caliente, pues lo había mandado a preparar cuando llegó a palacio.

Se despojó de sus botas y pantalón, que era lo único que llevaba puesto. En ese momento se dio cuenta de el comportamiento de la doncella y rió por lo bajo. Le parecía extraño el que todas las mujeres sucumbieran al verlo así y su hermosa princesa lo soportara tan bien.

Una vez totalmente desnudo se hundió en el agua completamente, para luego volver a la superficie y recostarse contra el viro la bañera.

Cerró sus ojos y la imagen de su dulce ángel llenó sus pensamientos y lo sucedido hacía un par de horas atrás. Estaba claro de que si a Hizaki no le gustaran los hombres no le hubiese permitido hacer lo que había hecho sin duda alguna.

Kamijo siempre había esperado a una mujer. Una mujer pura y bella, con quien poder formar una familia y darle nietos a los reyes. Pero muy a su pesar debían de comprender que si su princesa conseguía pasar la prueba su decisión estaría clara, y no habría vuelta atrás.

La noche ya había caído. El príncipe se encontraba simplemente vestido con una bata oscura y descalzo. Apoyado en su balcón observando una por una sus preciadas rosas, cuando un sonido en la puerta de su cuarto lo hizo girar.

- Adelante. – Ordenó.

La puerta se abrió y a su habitación entro el rey. Caminó a paso firme hasta la puerta del balcón. Su hijo le daba la espalda, estaba más que seguro que todavía seguía molesto por el comentario que había dicho en la tarde.

- Kamijo, hijo… He estado pensando sobre lo que dije esta tarde. – El príncipe oía atento las palabras de su padre, pero ni se inmutaba. – Lo he estado pensado y creo que me equivoque. Fue un error por mi parte no pensar antes de hablar…
- Pues, deberíais pensar antes de hablar mas a menudo, padre. – Interrumpió Kamijo.
- Es por eso que quería pedirte una disculpa, y pensaba que quizás…
- ¿Si? – Volvió a interrumpir.
- Tengo algunas reuniones y eventos a los que acudir en los próximos días… Pero tu madre me convenció y nos gustaría recibir en palacio a la dama el próximo sábado.

Kamijo rápidamente volteó ante la petición de su padre y sonrió.

- Por supuesto.
- Bien, el sábado será. Me gustaría que tú le comunicaras a alguno de los guardias la dirección para así hacerle legar la invitación. – Kamijo sonrió de lado.
- No hará falta. Yo mismo iré. – Recordó como alguno de los guardias habían mirado a Hizaki, y estaba mas que claro que no iba a permitir que nadie que no fuera el lo intentará seducir.
- Entonces el sábado será… - El rey se dirigió a la puerta. – Buenas noches, hijo.
- Buenas noches, padre.

Dio un último vistazo a la casa de su amado, la cual tenía una tenue luz y sonrió.

Se sacó su bata, y se metió bajo sus cobijas, dejando como siempre la puerta del balcón abierta. Le gustaba sentir el aroma de las rosas cuando alguna brisa de viendo arrastraba su olor al interior de su habitación.

Miró el otro lado de su cama, el cual… como cada noche estaba vació. Imagino allí el cuerpo de su princesa durmiendo plácidamente. Cerró sus ojos recordando la textura de aquellos labios y el sabor de aquella piel tan suave y sedosa.

- - -

Kamijo cada vez está mas enamorado

¿Qué pasará cuando los reyes oigan a Hizaki hablando? La verdad, que no lo se xD

No sabéis como amo este Fic, es alucinante como lo quiero ♥.♥ A veces me gustaría que mi
madre lo pudiese leer, para que vea que esto se me da bien. Muchas veces bromeó sobre que
me gustaría ser escritora o incluso he llegado a decir que escribo (Refiriéndome a esta historia)
pero se ríen u.u se piensan que lo digo en broma T^T y me fastidia que se burlen :/ además, de
que encima saben que yo leo historia homosexuales... En fin, ella se lo pierde xD

De cualquier forma, tengo a mis hijas que si lo leen, y a las que quiero mucho mucho mucho...

Estar atentas mañana, día de Halloween (Es que en España ya es martes 30 X.x) el One Shot se
llamará "Vampire" o algo similar. Espero veros por allí ^^

~ Mamá ~


Última edición por Geneviev el Lun 12 Nov - 18:02, editado 1 vez
avatar
Geneviev
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 164
Rosas : 211
Fecha de inscripción : 22/08/2012
Edad : 22
Localización : A saber...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Eternal Rose el Lun 29 Oct - 22:05

Awwww que genial, ya quiero ver el OneShot...
Amo este capitulo y todos los capitulos... te doro mami!!! :3
La parte donde la doncella casi se desmalla... me recordo a algo que acaba de pasar... al ver un foto que colgaron en el face de Kamijo donde estab muy waaao XDDD (indentificandome con la doncella) *momento fangirl* XDDD espero el proximo :Flower_For_You:
avatar
Eternal Rose
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 667
Rosas : 782
Fecha de inscripción : 29/04/2012
Edad : 19
Localización : Perdida en algun lugar muy lejano...mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Geneviev el Mar 30 Oct - 14:52

eternal rose escribió:Awwww que genial, ya quiero ver el OneShot...
Amo este capitulo y todos los capitulos... te doro mami!!! :3
La parte donde la doncella casi se desmalla... me recordo a algo que acaba de pasar... al ver un foto que colgaron en el face de Kamijo donde estab muy waaao XDDD (indentificandome con la doncella) *momento fangirl* XDDD espero el proximo :Flower_For_You:

El One Shot todavía no esta terminado. Saldrá un poco largo. Mas que lo típico de un One Shot...
Estoy a ver si lo puedo terminar esta noche, ya que tengo toda la semana libre de clases y me
puedo acostar tarde.
Este capítulo lo comencé ayer sobre las seis/siete de la tarde y lo termine sobre las once. Ya
que estuve todo el día jugando con tu hermano () **
Creo que se a que fotos de Kamijo te refieres, es tan God... un hombre que sabe poner mal... Grrr

Te quiero mucho,
~ Mamá ~


Última edición por Geneviev el Dom 11 Nov - 12:22, editado 1 vez
avatar
Geneviev
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 164
Rosas : 211
Fecha de inscripción : 22/08/2012
Edad : 22
Localización : A saber...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Angel_cm el Mar 30 Oct - 17:35

Ya vino tu hija pervertida *______________* hsdahdkadhj Estupidos y sensuales Teru y Yuki hacien cosas mala n__n Ohh si ya quiero ver cosas vampirescas ;D de que parte de españa eres? :3

pd:TEAMOTEAMOTEAMOTEAMOTEAMO :chicle:
avatar
Angel_cm
Rosa en crecimiento
Rosa en crecimiento

Mensajes : 52
Rosas : 58
Fecha de inscripción : 18/07/2012
Edad : 20
Localización : Unica rosa en El Salvador~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Shinomeki_Miwa el Miér 31 Oct - 21:51

Oh dios fuck yeah¡ yuki x teru (tono meloso) tratatalalla¡¡
YO QUIERO QUE ME MUERDA UN VAMPIRO :ohuhohu:
si es KAMIJO pues no pongo resistencia¡¡¡ :jua:

TEADOROTEADOROTEADOROTEADOROTEADORO :boamboam:
avatar
Shinomeki_Miwa
Pequeña Rosa
Pequeña Rosa

Mensajes : 15
Rosas : 18
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Edad : 23
Localización : cd. de mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Geneviev el Jue 1 Nov - 21:21

Angel_cm; ¡Hija perver! Me gusta imaginarme cosas sensuales entre Yuki y Teru, no se por que, pero desde poco pa acá me gusta esa pareja xD y si... Ya tienes tus cosas vampirescas por ahí publicadas ;P Soy de Canarias, unas islitas xD

PD: YOTAMBIENYOTAMBIENYOTAMBIEN :chicle:


Shinomeki_Miwa; Si, estoy obsesionada con ellos, me resultan sexy de forma sobrenatural, vamos... que se me cae la baba xD Yo también quiero ser vampiro *w* sería emocionante!!! IAdoreYouToo

~ Mamá ~


Última edición por Geneviev el Dom 11 Nov - 12:21, editado 1 vez
avatar
Geneviev
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 164
Rosas : 211
Fecha de inscripción : 22/08/2012
Edad : 22
Localización : A saber...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Angel_cm el Sáb 3 Nov - 1:29

Ajkasjalsk *agarra la maleta para irte a amar alla* ya lo lei mami kasjdaksdjlasdjskajdasjkd *murio* esta buena esa parejita c:
avatar
Angel_cm
Rosa en crecimiento
Rosa en crecimiento

Mensajes : 52
Rosas : 58
Fecha de inscripción : 18/07/2012
Edad : 20
Localización : Unica rosa en El Salvador~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Geneviev el Miér 7 Nov - 14:06


*Super-madre aterriza en el foro*

siento la tardanza, mas de una semana :( pero me he querido tomar unas vacaciones, Ya que lo de las clases me tiene matada. Pero ya con las fuerzas recuperadas y con mi amado Fic, vuelvo al mundo del negocio (?) xD

he visto que os ha gustado Vampire, ;) Mañana si puedo subo la segunda parte. Ese Fic hubiese sido muy bueno si hubiese sido mas largo, muy bueno... pero, el destino en ocasiones es cruel.

Sabéis me he dado cuenta, anoche exactamente que cada vez que escribo un capitulo lo hago oyendo música de Il Divo la gran mayoría. ¿os gusta ese grupo? *-* A mi me encanta, me las se todas! en español, frances, italiano. I love it ♥ xD

en fin, a leer... al final os haré una pregunta que quiero que respondan .



Capitulo 15 – Entre vestidos y llaves

El ruido de algunas cajas rodando o de cosas cayendo le llamó la atención. No había visto a su madre en todo el día, y bien, tampoco había salido de su habitación. Salvó a desayunar, horas en las que su madre trabajaba en el mercado del reino. El la acompañaba de vez en cuando, pero se sentía incomodo pues muchos borrachos u hombres de no buenas intenciones siempre le daban piropos grotescos o le miraban con deseo sus piernas, incluso se le insinuaban si lo creían necesario. Así que desde hacía algún tiempo, no acompañaba a su madre al trabajo de forma seguida o usual.

Sus pies, los cuales parecían de muñeca, descalzos y blanquecinos bajaron sigilosamente y de puntillas los peldaños de madera que conectaban el piso superior con el inferior. Se paró en el último y echó su cuerpo hacía delante para poder ver sin ser visto si había entrado algún ladrón en la casa. Al no ver nadie, bajó del escalón y miró hacía sus alrededores desde la sala. El ruido se volvió a oír, así que decidió ir sin hacer ruido hasta su procedencia.

A paso lento caminó por un estrecho pasillo hasta dar con la puerta del fondo, la cual permanecía cerrada. Giró su manillar de plomo y un poco polvoriento y abrió la puerta con cuidado de no ser oído. Metió su cabeza por el poco de puerta que había abierto y vio como su madre sacaba cosas de un viejo armario con tallados en su madera oscura. Una vez más tranquilo y después de a ver comprobado que no era ningún ladrón, ingresó en la habitación.

- ¿Mamá? – Su madre se giró rápidamente, pues su pequeño la había asustado.
- ¡Hizaki! me asustaste. – Le sonrió, y el se disculpó.

Echó un vistazo al suelo y a las cajas que su madre había sacado del armario. Todas parecían marchitadas con el paso de los años. Algunas tenían algunos agujerillos como si un ratón las hubiese mordido para husmear en su interior, otras simplemente, estaban sanas dentro de lo que cabía.

- ¿Qué contienen? – Preguntó intentando mirar desde fuera algunas que tenían sus tapas dobladas y dejaban ver algo de su interior.
- Vestidos, joyas, tocados para el pelo… cosas que ya no uso, y que recordé que aun guardaba de cuando era joven. – La mujer sonrió al recordar sus años de juventud ya pasados. – He pensado, que quizás… a ti te vendrían bien. - Hizaki por su lado se sorprendió ante la situación. – Pronto será el próximo baile y…
- No iré. – Interrumpió el muchacho sentándose en una silla vieja que había a un lado. Su cuerpo pesaba, al igual que su alma y sentimientos.
- Hizaki… - La mujer se levantó de su sitio y suspiró. Caminó hasta quedar frene a su hijo, se agachó hasta su misma altura. – Hijo, lo que tu me contaste cuando te perdiste en el bosque, el beso de la noche del baile… Todo eso dejando a atrás que el es el príncipe, yo creo que Kamijo siente algo por ti. – Hizaki cerró sus ojos con fuerza.
- No… - Hizaki negó con su cabeza como un pequeño niño. – El no me puede querer. Yo soy un simple plebeyo a su lado. – Rompió en el llanto.

Su cuerpo se contraía, y pequeñas clavadas se hacían presentes en su barriga produciéndole pequeñas ganas de vomitar, pues se estaba mareando. Todos los acontecimientos, que estaba viviendo últimamente lo estaban enfermando.

Su madre lo abrazó, dejando que las lágrimas de su pequeño mojasen el cuello de su vestido.

- Desde que Kamijo nació, fue un niño educado por los mejores profesores particulares ya que sus padres no tenían el suficiente tiempo para educarlo. En especial el rey. – Hizaki oía atentamente. – En más de una ocasión todos los profesores, servidumbres e invitados de palacio hablaban de los tan buenos modales de aquel niño. Un día yo tuve que ir a llevar un encargo y cuando me miró y vi esos ojos azules pensé, “Dios mío… Ese niño será un gran hombre” Lo que eso ojos reflejaban era la mas pura y angelical mirada que yo había visto. – Hizaki se imaginó a su príncipe en ese entonces y no pudo evitar emocionarse y sonreír. – El te quiere. Estoy más que segura que no hace lo que hace por hacerlo. Hay un motivo y ese motivo eres tú.

La mujer se separó de Hizaki y lo miró a los ojos. Rojos e hinchados, pero sinceros y emocionados. Limpió con sus dedos arrugados las lágrimas que caían por las mejillas de aquella hermosa muñeca de porcelana y le sonrió.

- Respecto a la famosa flor. – Interrumpió su madre. – Es un enigma, sin duda alguna. Pero quien sabe si quizás solo utilizó esa idea para más tiempo e intentar acercar más a ti.
- No estoy seguro de que sea por eso. – Hizaki negó.

No se podía hacer la idea de que Kamijo estuviera engañando a todas las damas del reino solamente con el propósito en mente de conocerlo mas a el. Su mente no procesaba la idea de que el príncipe fuera un embaucador capaz de algo similar. Aunque por alguna razón, la idea no le afectaba en absoluto. Sonrió…

Algo en su interior se movió de manera nerviosa y acaricio su estomago, como tal mujer en estado acaricia su vientre donde su esperado hijo crece. ¿Era aquello las famosas mariposas de las cual todo el mundo hablaba? No lo sabía… Pero de algo estaba seguro. Cada día amaba más y más a Kamijo. Por primera vez sus hormonas tomaron efecto en su cuerpo y deseó con todas sus ansias entregar su cuerpo a aquel hombre, pues su alma ya era suya.

-

Las risas se hacían presentes en aquel amplio pasillo por el cual ya se filtraban los últimos rayos del sol de aquella tarde atreves de los gigantescos ventanales. Como gato y ratón, uno intentaba atrapar al otro. Cada vez que el gato sostenía al precioso ratón, este era llenado de besos, caricias y por ultimo cosquillas. Después simplemente se zafaba de las garras del felino y volver a empezar desde cero.

Ambos jóvenes entraron en una habitación, la cual era un hermoso y amplio salón, cerrando la puerta tras de si el mayor para luego lanzarse contra el menor y apresarlo entre sus brazos.

El menor se dio la vuelta y atrapó los labios de su amante, quien comenzaba a desabrocharle la camisa al otro. Mientras que caminaban torpemente hasta uno de los sillones que allí se encontraban. Cayendo acostados el uno sobre el otro, sin darse cuenta de que yacía otra persona aguantando la risa desde que entraron por la puerta.

- Recorrería tu dulce piel con mis labios una y otra vez sin cansarme. – Susurró el mayor.

Un carraspeo de garganta los hizo frenar. Se miraron a los ojos muertos del miedo y pánico, mientras que sus pieles se ponían pálidas. Voltearon la vista y lo que vieron los dejó un tanto extraños.

El príncipe estaba sentado justamente en el medio de un elegante sofá tejido en flores e hilo dorado. Madera color caoba y decorado con preciosos cojines magenta claros y turquesa. En su mano izquierda sostenía una pequeña enciclopedia, y en la otra un pequeño objeto fácil de reconocer a simple vista.

- Caballeros… ¿Alguno de los dos sabe que es esto? – Movió su mano derecha.
- ¿Una llave? – Cuestionó el menor, quien se encontraba entre el cuerpo de su amante y el cómodo sillón.
- Bravo, Teru… - Kamijo sonrió sinceramente. – Yuki, ¿puedes ilustrarme en el funcionamiento de una llave? – Volvió a mover su mano.

Yuki por su parte miraba con semblante serio a su primo, quien contenía sus ganas de reír. No entendía que venía todo ese juego de la llave, y fuese lo que fuese por una parte daba gracias que fuera Kamijo quien se encontrase en el salón en aquel momento y no ningún guardia o mucho pero el mismísimo rey. Pues su vida y la de su amado Teru podrían haber estado en un grave peligro.

- Instrumento metálico para abrir o cerrar una cerradura. – Leyó el príncipe de su pequeña enciclopedia la cual cerró en un rápido movimiento mirando con sarcasmo a su primo - ¿Lo habéis entendido? – Ambos jóvenes asintieron sin entender todavía el propósito del príncipe. – Bien… pues espero que sepáis que las puertas de vuestras habitaciones tienen un llave en efecto. – Sonrió ampliamente. – Y que las uséis par de pervertidos ya que espero no volver a abrir la puerta de tu habitación, Yuki y encontrarme con lo que me encontré hace unos días. – Puso sus ojos en blanco al recordar aquella escena. – Bien, eso ha sido todo.

Se levantó del sillón y caminó con paso firme y sensual hasta la puerta bajo las atentas miradas de sus primos quienes estaban rojos de la vergüenza. Tomó el manillar y dirigió la mirada al menor.

- Teru… - Se giró sigiloso observando al muchacho de cabello grisáceo. - ¿De quién es el caballo que hay en la tercera caballeriza?

El muchacho frunció el seño y arrugó sus labios dando a entender que estaba pensando. Resopló y miró a su medio primo sin saber como explicarle aquel extraño suceso.

- Por lo que tengo entendido, la guardia real supo que estabais en el bosque por que Hime salió por un sendero que da paso a la entrada de este. Pero detrás de vuestro caballo, apareció el caballo que hay en la caballeriza. Yuuji si mal no recuerdo. – Sonrió al recordar al hermoso animal. Yuki controlo sus ganas de besarlo en aquel instante, pues el muchacho era de suma belleza aun más cuando sonreía de aquella forma tan adorable e infantil. – He pensado que quizás, sea de la dama a la que rescatasteis. – El muchacho movió las cejas y Kamijo se ruborizo. - ¡¿Ella os gusta?! – Se emocionó Teru.
- Como te atreves… - Intentó no ser notorio pero le era imposible. – Si, y no me preguntes nada mas. Esta conversación queda zanjada.

Al salir por la puerta oyó un silbido y las risas de ambos jóvenes.

Ahora tenía un punto mas a su favor para acercarse una vez mas y no ser tan directo a la hora de ir a su pequeña casa para invitarlo a palacio ya que sus padres deseaban hablar con el. Yuuji sería su punto de partida. Parecería que iría su casa solo para devolvérselo, pues ahora estaba seguro d que ese caballo era de su princesa, ya que recordó la mañana en la que lo vio en el reino probablemente comprando su hermoso vestido y su caballo se asemejaba mucho al que se encontraba en la caballeriza.

Quería acercarse lo más posible a Hizaki, y que este lo tratara con más normalidad. Algo así como… amigos. Le molestaba que lo tratara de “alteza” pues le gustaba ser respetado por guardias y demás, pero no de los labios de su princesa.

No obstante, debía de tener algo siempre en mente. El no confiar plenamente en Hizaki, pues si no lograba pasar la prueba que el había puesto en su destino, la puñalada sería mas dolorosa de lo que lo seria de por si.

- - -

Sabéis, por sobre este capitulo tenía pensado terminarlo. Sobre el 15, no pensé jamas que sería mayor. Pero así mejor

La pregunta era, ¿os gusta el embarazo masculino (Mpreg)? Necesito la respuesta X.x

En fin, me marcho a terminar de pintarme las uñas... Me estan quedando *O* Adoro mis uñas Fuck!!

Os quiero

~Mamá~


Última edición por Geneviev el Lun 12 Nov - 18:03, editado 2 veces
avatar
Geneviev
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 164
Rosas : 211
Fecha de inscripción : 22/08/2012
Edad : 22
Localización : A saber...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Angel_cm el Miér 7 Nov - 16:53

Las encicopledias son muy utiles ehh? xddd Pues en lo personal no me disgusta el mpreg, hasta lo encuentro bonito c: :D :loco: asjdakljsdk te amoo mami <3 :asd:
avatar
Angel_cm
Rosa en crecimiento
Rosa en crecimiento

Mensajes : 52
Rosas : 58
Fecha de inscripción : 18/07/2012
Edad : 20
Localización : Unica rosa en El Salvador~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Eternal Rose el Miér 7 Nov - 19:40

Asdasdasd *Yuki y Teru* aprendieron sobre la utilidad de las llaves XD esa parte me dio risa jejeje.

El mpreg?? parecia extraño cuando lo lei por primera vez... pero no veo el problema con eso...

Te quiero mami!!!!! espero el suguiente cap.
avatar
Eternal Rose
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 667
Rosas : 782
Fecha de inscripción : 29/04/2012
Edad : 19
Localización : Perdida en algun lugar muy lejano...mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Geneviev el Dom 11 Nov - 8:20

Angel_cm; Yo no se buscar en una enciclopedia, pero no me acorde del diccionario en ese momento xD Y lo del Mpreg tampoco es seguro... aunque alrededor de 10 personas están de acuerdo en que lo ponga, no se que sorpresa les daré... estaras con la duda hasta que lo decida @.@

Eternal Rosa; La llave... así aprenden los muy guarros a que las intimidades se hacen en secreto x] a todo el mundo le gusta el mpreg D: ¿¿En donde me metí?? xD jamás he escrito uno, y creo que ya es hora -Se pone sobre un edificio y el viento mueve su capa de superman-

Os quiero hijas...

~ Mamá ~


Adelanto; El próximo capítulo se llamará "Bajo los cerezos"


Última edición por Geneviev el Dom 11 Nov - 12:20, editado 1 vez
avatar
Geneviev
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 164
Rosas : 211
Fecha de inscripción : 22/08/2012
Edad : 22
Localización : A saber...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Geneviev el Dom 11 Nov - 12:13

¡Acabo de terminar el capitulo, lo hice en dos horas!
Pero, hasta el martes nada... a no ser que me supliquéis y lo ponga mañana... x]

Con la aparición de;


Kamijo miró ese cuadro tan entrañable aun con Sonia en brazos, la cual se había dormido estirando sus patas y escachando su hocico con estas, dando a mostrar aun mas enfado en su hocico gatuno de lo habitual. Hizaki corrió hacia su dirección sin importar su querida y preciada gata, se a balanceo sobre Kamijo rodeándolo por el cuello y abrazándose a su cuerpo, besando su mejilla.

- Muchísimas gracias, Kamijo. – El príncipe no tardó en reaccionar y separar sus brazos sujetando a la gata en una de sus manos, para después rodear a Hizaki y hundir su rostro en los preciosos rulos dorados.

~Mamá~


Última edición por Geneviev el Dom 11 Nov - 19:47, editado 1 vez
avatar
Geneviev
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 164
Rosas : 211
Fecha de inscripción : 22/08/2012
Edad : 22
Localización : A saber...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Eternal Rose el Dom 11 Nov - 18:31

Gene-chan!!!!! pon el capitulo mañana, porfavor, porfavor, porfavor, porfavooor...*10 minutos despues* por favor, por favor, porfavoooooor
avatar
Eternal Rose
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 667
Rosas : 782
Fecha de inscripción : 29/04/2012
Edad : 19
Localización : Perdida en algun lugar muy lejano...mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Angel_cm el Lun 12 Nov - 15:20

Esa gatita con cara enojona :3 :3 PONLO HOY MDFJKNSDJKFNSJDFNSJKNFAJKSNFJSCNSJKDC POR FAVOR MAMI DKJSJDFNSJDFNSJDFNJSDNFJSDN *traeme cena tambien c: * :nomas!:
avatar
Angel_cm
Rosa en crecimiento
Rosa en crecimiento

Mensajes : 52
Rosas : 58
Fecha de inscripción : 18/07/2012
Edad : 20
Localización : Unica rosa en El Salvador~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Geneviev el Lun 12 Nov - 17:49


¡¡Mis niñas!! *las llena de besos amorosos*

Como mis hijas que son, sangre de mi sangre virtual xD amareis este capitulo como amáis a mami, ok no tanto xD pero os gustará. Me quedó entre meloso y cursi... Una mezcla un poco rara. Pero esta muy bonito desde mi punto de vista. :3

Al final del capítulo aclararé algunas cositas *♥*


Capítulo 16 – Bajo los cerezos

Sus manos estaban sudorosas mientras que jugaba con las correas que sujetaban ambos caballos. Le había encargado en la mañana a Teru asear al caballo de su princesa, pues se lo iba a entregar esa misma tarde. Resopló un par de veces mientras que miraba el portón de madera a escasos metros de donde el se encontraba, esperando el momento justo en el cual tocar, pues sus nervios lo estaban traicionando mucho.

Ató los caballos al tronco del cerezo y caminó a paso firme y decidido hasta quedar frente a frente con el portón. Acercó su mano sudorosa y temblorosa a la péquela campanita que había en una esquina entre enredaderas y tiró de una pequeña cadena ya un poco oxidada haciendo que la campana sonase, con su peculiar sonido. Se cruzó de brazos mientras esperaba y comenzó a caminar de un lado a otro en señal de nerviosismo, hasta que el sonido de un manillar girar llegó a sus oídos.

Se giró rápidamente encontrándose con la madre de Hizaki al otro lado de la puerta. La mujer no pudo evitar sonreír pues sabía que el príncipe estaba interesado por su hijo, por mucho que Hizaki se negara.

- Buenas tardes alteza. – La mujer se medio agachó.
- Buenas tardes señora. – Sonrió el príncipe a aquella mujer la cual tenía ganas de llamar “suegra”. – Yo… he venido por que había pensado que quizás…
- ¡Hizaki! - Dijo ella alegremente. - ¿Lo estáis buscando?
- Sí. - El rubor en sus mejillas y pómulos, su sonrisa sincera pero nerviosa hicieron sacar a Sakura de todo tipo de sospechas, haciéndole ver que ella no estaba equivocada. - ¿Él está?
- Un segundo. – La mujer sonrió y se dio la vuelta en dirección a su casa.

Kamijo observó como entraba en su casa y se apoyó en el portón, cuando un peculiar ronroneo llego a sus oídos y sintió algo rozar sus pies. Miró hacia ellos encontrándose con una simpática bola de pelo entre beige y blanco, la cual poseía una cola igual de peludita y un hocico de enfado muy gracioso. El animal lo miró y maulló, para luego ponerse pansa arriba y comenzar a moverse contra la hierba buscando mimos. El príncipe sonrió y se agachó pasando su mano por su profunda pansa de pelo la cual era totalmente suave. La gatita agarró entre sus garras uno de sus dedos y lo comenzó a apretar con sus dientes sin hacer fuerza. Kamijo sonrió, pues le era muy similar a Hizaki.

Con cuidado de no caerse la cargó en brazos y se levantó. Acurrucándose así en su pecho y ronroneando, moviendo su cabeza contra la clavícula y pecho buscando cariños del otro. El príncipe la acaricio y sonrió.

- No tienes cara de gato. – El animal lo miró y movió sus orejas como si lo oyese. – Mas que un gatito, tienes hocico como de… ¿cerdito? – El gato maulló. – Si, un cerdito.
- No le digas eso a Sonia. –Alguien comenzó a reír, mientras que el príncipe miraba el gato el cual le ronroneaba sin cesar. Su corazón dio un vuelco al oír aquella hermosa voz.

Se giró sobre si mismo encontrándose con un Hizaki totalmente diferente al de la última vez.

Llevaba su pelo ondulado, como a él le gustaba totalmente suelto dejando que el viento jugara con ellos dándose cuenta de lo hermosos que sus rulos eran a la luz del sol. En vez de un elegante vestido o pantalones y corsé, vestía un vestido sencillo celeste con un delantal blanco. El vestido cubría sus brazos pero dejaba ver sus hombros, clavícula y cuello. Sin cortar que era corto. Kamijo desvió su mirada y lo recorrió de pies a cabeza mirando con devoción aquellas piernas de medio muslo hasta los pies, los cuales estaban descalzos pero adornados con una cadenita plateada en uno de sus tobillos. Su cuello, lo hacia perfecto aquella hermosa rosa violeta que siempre llevaba consigo.

- Herirás sus sentimientos. – Hizaki sonrió de una forma sumamente dulce, la cual hizo que Kamijo estuviese a escasos segundos de derretirse y filtrarse por los suelos. – Mi madre me ha dicho que me estabais buscando. - Caminó hasta quedar a escasos centímetros de Kamijo y extendió su mano acariciando la cabeza de Sonia, pero justo en ese momento el príncipe movió la suya haciendo que ambas se tocasen y sus mejillas fuesen teñidas de un rosado claro.
- Hizaki… - El nombrado levantó su rostro encontrándose con el de un príncipe perplejo como si estuviese mirando la cosa más asombrosa y portadora de belleza del mundo. Que en efecto, lo era. – Yo vine…
- ¡Yuuji! – Cuando Kamijo se dio cuenta, su hermosa princesa ya se encontraba abrazada el gran hocico de su bello caballo. Acariciándolo y levantándolo para besar en medio de este en muestra de cariño. – Pensé que te había perdido. – Acarició el cuello del caballo.

Kamijo miró ese cuadro tan entrañable aun con Sonia en brazos, la cual se había dormido estirando sus patas y escachando su hocico con estas, dando a mostrar aun mas enfado en su hocico gatuno de lo habitual. Hizaki corrió hacia su dirección sin importar su querida y preciada gata, se a balanceo sobre Kamijo rodeándolo por el cuello y abrazándose a su cuerpo, besando su mejilla.

- Muchísimas gracias, Kamijo. – El príncipe no tardó en reaccionar y separar sus abrazos sujetando a la gata en una de sus manos, para después rodear a Hizaki y hundir su rostro en los preciosos rulos dorados, dando un casto beso en uno de sus hombros desnudos.
- No hay de que, mi princesa. – Hizaki se ruborizó ante lo último, pero se acomodó entre aquellos brazos, respirando el aroma varonil y francés del príncipe.

El rabo de Sonia hizo cosquillas en la parte trasera de los muslos de Hizaki, quien se tambaleó debido a las cosquillas haciendo que el abrazo se rompiera. Por su parte, Sonia estaba totalmente escurrida pero seguía dormida, Kamijo sonrió al darse cuenta de esto y la acomodó de nuevo contra su pecho, abrazándola.

Dejaron los caballos bajo la sombra de aquel cerezo y comenzaron a caminar sin sentido ni rumbo fijo por el camino de hierva fresca, la cual hacia cosquillas en los pies de la princesa, pero no le importaba. No se decían nada, Kamijo llevaba al pequeño felino cargado el cual dormía felizmente y por su parte Hizaki tenia sus manos juntas en su espalda baja.

- Me gusta como camináis. – Susurró el príncipe.
- ¿Perdón? – Hizaki se ruborizó.
- Parecéis una muñeca caminando. Movéis vuestros pies de forma elegante, uno delante de otro y vuestras piernas jamás se rozan. Y como se mueve vuestro vestido es divertido a la vez, me resulta bastante… atractivo. Por así decirlo. – Explicó, sonrojado y sonriendo. – No quiero que penséis que soy un aprovechado o nada similar. – Se disculpó.
- A mi… me gusta vuestra forma de ser. – Hizaki giró su rostro ruborizado sabiendo que seguramente Kamijo lo miraría.
- ¿Qué os gusta de mi forma de ser? – Cuestionó el príncipe.
- No sois como los demás hombres que he conocido. Antes iba todas las mañanas con mi madre al mercado a ayudarla en su puesto y muchos hombres me miraban las piernas cuando llevaba vestidos así. Siempre me molestaba y me decían cosas al respecto, cosas de mal agrado y con sucias palabras. – Hizo una pausa. Kamijo sintió la necesidad de matar a quienes se atrevieran a decirle esas falacias a su princesa como si fuera una cualquiera. – Ahora que me habéis dicho lo de mis piernas, no me ha molestado por que se que no lo habéis dicho con malas intenciones. – Se atrevió mirar a los ojos al príncipe y a sonreír, sonrisa que le fue devuelta. - He de sentirme alagado entonces. – Concluyó Hizaki riendo.
- Y más si es por mí. – Le giñó un ojo lo que lo hizo reír más.

Siguieron caminando sin cesar por la hierba entre los cerezos. Hizaki miraba con adoración como Kamijo jugaba con las patas de su gata. Les daba risa, pues las movía y el animal gruñía como si le estuvieran interrumpiendo su más anhelado sueño.

Cuando el sol estaba a escasos minutos de comenzar a ponerse, Kamijo se sentó bajo uno de los cerezos que mas flores cargaba y adornaba. Su princesa se sentó a su lado. Ambos se recargaron a la vez en el tronco oscuro de aquel hermoso árbol y suspiraron.

- Creo que Sonia se ha enamorado. – Hizaki rascó con sus uñas la cabeza de su gata, lo que hizo que comenzara a ronronear del gusto, haciendo fuerza con sus patitas en el muslo del príncipe.
- Es una lástima, que se enamore de mí quien no debe. – Las mejillas de Hizaki se tornaron rojas y su cara comenzó a arder de la vergüenza, pues entendía la indirecta que Kamijo acababa de decir. – Aunque quizás, si Hizaki me lo permitiese podría ser yo tu padre de ahora en adelante. – El nombrado giró su rostro rápidamente encontrándose a Kamijo hablando con Sonia, la cual ahora maullaba. – Eres igual que mi princesa, adorable por fuera, con tu defecto de cerdito pero adorable… pero por dentro, eres testaruda. – Su princesa rió ante lo último, sintiéndose muy a su pesar aludido. – Como una rosa con espinas.

Hizaki abrazó sus rodillas y miró como el sol comenzaba a ocultarse tras el infinito bosque de cerezos. El aroma de las flores impregnaba el aire convirtiéndolo en un aroma suave y apacible, el cual acompañaba aquella hermosa imagen que era protagonizad por el sol, los cerezos y el oscuro en el claro cielo que empezaba a colorear la noche que se aproximaba. El hermoso muchacho sonrió mirando como la naturaleza daba su habitual cambio, mientras que le príncipe a su lado sonreía mirando como el rostro de su bella y perfecta princesa era iluminado por aquella imagen.

- En realidad, yo no venía solo a devolveros vuestro caballo. – Hizaki giró su rostro el cual estaba reposando en sus rodillas y una brisa de viento movió de forma elegante sus rulos. – He venido, por que mi padre quiere que hagas de tu presencia en palacio el sábado por la tarde.

Hizaki se sorprendió ante aquella tan extraña petición pero si así lo quería el rey su deber como ciudadano era cumplir, y mas sabiendo que tendría la oportunidad de estar junto a Kamijo una vez más. Una última ves, pues el baile estaba próximo y no iría.

- Por supuesto que iré. – Kamijo lo miró con ojos brillosos. – Pero, ¿por qué yo?
- Mi padre quiere pediros disculpas por lo sucedido en el bosque. – Hizaki se sonrojó.
- Por lo de… - El príncipe lo interrumpió.
- ¡No! ¡No por lo que estáis pensando! Yo solo… El dijo que yo estaba con una cualquiera de aventuras y yo, yo te defendí. – Los nervios al recordar lo sucedido comenzaron a apoderarse de su ser. – El os quiere pedir una disculpa, por haber dicho eso.
- Está bien. – Fue la simple contesta de un Hizaki asombrado por lo que acababa de escuchar.

Kamijo comenzó a acercarse poco a poco, desviando sus labios hacia la perfecta nariz de Hizaki en la cual depositó un suave beso, para luego arroparlo entre sus abrazos y atraerlo hacia su hombro donde apoyó su cabeza. Las piernas de ambos se entrelazaron y el príncipe miró con devoción por tercera vez las de Hizaki, deseando acariciarlas y besarlas hasta quedar rendido.

Con una de sus manos jugaba con los rulos dorados mientras que con la otra acariciaba la cabeza de la dormilona gata, siento así su ronroneo el único sonido que acompañaba pequeña hermosa tarde y a una perfecta pareja de enamorados. Aunque esos sentimientos eran ocultos, entre el uno y el otro.

- - -

Bien, para empezar :3 Kamijo es tipo Lareine, con su pelo corto y jovencito. No he dicho sus edades en ningun momento, pero tienen entre 19 y 23 años aproximadamente :3

Vampire; pondré la segunda parte el miércoles a las 17:23:41 (xD) hasta los segundos puse! Vale no tan exagerado, pero sera el miércoles... Esa hora es inventada, no os lo creáis xD

al final, no pondré Mpreg. Veréis, subo el Fic a Amor Yaoi, y tengo un seguidor ingles o inglesa no se si es chica o chico xD Que me dijo que la historia era demasiado hermosa como para ponerle Mpreg. Y después de pensarlo, caí en al cuenta de que no quiero ponerle algo tan irreal a esta historia tan bella y que tanto amo y adoro escribir.

También, que el capitulo era mas largo debido a un dialogo que puse, pero lo quité y guardé para ponerlo en un momento que se que deseáis que llegue *w* y es cuando Hizaki vuelva a ir al palacio por la invitación del rey. Esa parte la dividiré en dos capitulos que, seguro el segundo lo amareis, que vendría a se el capitulo 19. Ya no queda mucho T^T

bien, mis babys adorables achuchables y kawais (hoy ando cariñosa . . .) eso es todo, mami se va que se tiene que alisar el pelo ;)

Os quiero


~Mamá~
avatar
Geneviev
Capullo de Rosa
Capullo de Rosa

Mensajes : 164
Rosas : 211
Fecha de inscripción : 22/08/2012
Edad : 22
Localización : A saber...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Shinomeki_Miwa el Lun 12 Nov - 20:44

sugoii ka¡¡
me desconecto unos dias y wow¡¡¡¡

hizaki embarazado? wow seria muy kawaii

excelente one_shot¡¡

sigue alimentando mis fantasias¡¡¡ ok no

yaneee¡¡¡ :Bye:
avatar
Shinomeki_Miwa
Pequeña Rosa
Pequeña Rosa

Mensajes : 15
Rosas : 18
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Edad : 23
Localización : cd. de mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Angel_cm el Mar 13 Nov - 21:34

Mira que me puse a leerlo en la sala en la casa de unos amigso de mis padres, y me he mordido la mano casi 20 mins para no reirme *estabasonrojada* Las piernas de Hizaki sdklasjdklasdj Sigue con la historia como tu te sientas comoda igual la seguire amando T___T TE AMO INFINITAMENTE MAMI! :ohuhohu:
avatar
Angel_cm
Rosa en crecimiento
Rosa en crecimiento

Mensajes : 52
Rosas : 58
Fecha de inscripción : 18/07/2012
Edad : 20
Localización : Unica rosa en El Salvador~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Eternal Rose el Miér 14 Nov - 19:20

Awww!!! ame este el capitulo, lo ame... mucho... Te quiero mama!!!
si, eso del m-preg es demasiado irreal para esta historia, y es que es tan kawaii...
espero el proximo cap, mama virtual :Flower_For_You:
avatar
Eternal Rose
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 667
Rosas : 782
Fecha de inscripción : 29/04/2012
Edad : 19
Localización : Perdida en algun lugar muy lejano...mi mente

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba de amor

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.