Versailles ~Philharmonic Quintet~ // Comunidad de Fans Latinoamérica
Qué esperas para unirte?




Versailles - fans Latinoamérica te espera con noticias, descargas y mucha fraternidad ^^



Anata wa akumu kawai

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Anata wa akumu kawai

Mensaje por Kanata_Shiroi el Dom 25 Sep - 19:12

"Eres una Hermosa Pesadilla".

Antes de sacar una sola conclusión, todos deberíamos observar cuidadosamente. No todo lo que vemos con los ojos es realidad, y no todo lo oculto es fantasía.

Era de noche, toda la oscuridad rodeaba cada centímetro de las calles. Sentía que la gente venía tras de mí. Intenté llamar a casa pero no contestaron. Sabía, en el fondo, que no debería haber ido de visita a casa de Van sólo porque me había pedido que fuera. Al volver de su casa, me había encontrado con varios jóvenes, que ya pasaban de copas. Al igual que siempre, se ponían pesados, y me hacían sentir como un objeto. Dado que no convivía con ellos, me aleje de allí. Sin embargo como ya lo dije, me seguían. Ya llevaban varias calles tras de mí, y yo aún no veía la que daba por casa de Jasmine You-san, mí amiga de preparatoria, mucho menos la mía.

No esperaba ser salvada por un milagro, pero menos quería revivir aquello que una vez me había pasado, sí corría, ellos correrían también, y entonces estaría en un gran problema, porque cuando más miedo demuestras, más se emocionan, mí primera experiencia me mostró eso.

Cerca de casa de Yuki-chan había un jardín, no era la gran cosa, con sus simples jardineras de piedra grisacea, pero era bastante para protegerme, me metí en una de estas cuando cruce. Una vez que ellos se fueran, saldría a casa de Yuki y le pediría a su hermana que me llevara a casa. Di un salto en la jardinera y suplique que nadie me hubiera visto. Perdí toda la noción del tiempo que pase recostada sobre el pasto. Es más, hasta creo que dormí, soñé quizás...

Una hoguera, una joven de cabello largo ondulado con su cara finisima y blanca, sus ojos expresivos, tan fríos a la vez, a la espera del destino... Una bruja.

Reaccione cuando me tocó el hombro. Me lleve un gran susto ya que creí que había sido descubierá, y salí corriendo, saltando la jardinera, pero mis piernas dejaron de responderme a medio camino. Ellos venían a mí encuentro... Cinco chicos pasados de alcohol, que estaban molestos porque me habían perdido de vista. Retrocedi un pasó y sentí que chocaba con alguien por la espalda. Tanta calidez, en una respiración.

El viento soplo como sí quisiera arrancarles las flores a los árboles, y gire la vista. Un joven, su rostro fino, sus hermosos ojos azul y cabello negro. Su vestimenta, blanca con largo sacó negro, me recordó a aquellos tiempos en que los aristócratas defendían a sus doncellas, liandose a puñaladas. Cuanto valor, cuanto se había perdido de las buenas costumbres. Pero él no era sólo un chico, era el más perfecto, mil veces más apuesto que el que consideraba mí gran amor. Millones. Me sostuvo entre sus brazos, me susurro al oído.

"no mires" y cerré los ojos.

Cuando los abrí estaba en la puerta de mí casa.

Me acosté esa noche pensando en él. En quién era, y que hacia. Nunca había visto a alguien así, jamás en mí vida. Deseaba contarle a You-san y Yuki-chan al otro día, ellas que anhelaban verme feliz, se alegrarian por mí...


Les conté a mis amigas lo que había sucedido exceptuando que me iban seguido varios chicos, conté sólo mí encuentro con aquel joven, y ellas se pusieron nerviosas.

-¿como se te ocurrió ir de noche? ¿acaso no sabes lo que ocurre ahí?-pregunto You-san.

-¿que ocurrió?-le pregunté.

Ambas se miraron.

-encontraron a tres jóvenes muertas en ese mismo jardín-dijo Yuki-me da miedo ir a visitar a mí hermana, además mí mamá dice que es muy peligroso.

-¿y que tiene que ver conmigo?

-el jardín donde conociste a un joven. Como que es un poco extraño-dijo You-san-Hay cosas que no concuerdan en tú relato.

No tuve de otra que contar toda la verdad.

-Van me había pedido que lo fuera a ver porque estaba deprimido por haber visto a su gran amor, su ex, con otro chico, y quería que lo ayudara a sentirse mejor. Hice lo que más pude y volví a casa cuando estuvo más tranquilo, pero me encontré con varios chicos alcohólizados. Me logré escapar de ellos cuando me metí en aquella jardinera, y reaccione cuando el joven me tocó el hombro. Me asusté y trate de salir del jardín pero los otros chicos me vieron, y cuando di un pasó atrás, allí estaba el joven.

-me da miedo-dijo Yuki-chan-¿a ti no?

-¿porque debería? No es algo de terror. Sólo fue casualidad y muy buena suerte.

-no eso-dijo You-san-mira, Kana-san, algo que Yuki no te dijo es que ayer encontraron cuatro chicos muertos. Un sobreviviente que está muy grave. Dime, ¿cuántos chicos te iban siguiendo?

-cinco-contesté sin pensar.

-exacto.

-pero esto no tiene nada que ver... Es más, olvidemos el tema.

-Kana-san tiene razón-dijo Yuki-chan-no vale la pena pensar en eso. Mira la cara y los ojos de Kanata, está feliz.

-mmm... Es verdad. Ne, Yuki, ¿crees lo que yo? ¿Kanata-san estará enamorada del joven?

-sería hermoso-dijo Yuki.

-¿como enamorada? No digan esas cosas.

Me puse roja como un tomate, como pude ver en el vidrio de la ventana, por causa del comentario de Yuki y You. Pero ¿como podía enamorarme de una persona que no había conocido nunca? Yo no creía en el amor a primera vista. Nunca lo creí.

You-san tenía novio, yo lo llamaba Kai-san, sólo por gusto de You, pero su nombre era Carlos, nada tenía que ver, era un chico no muy apuesto, no muy simpático, pero You-san lo adoraba, y sí los veía juntos, siempre me alejába, sólo por no molestar. Aveces veía como You-san no decía ni una palabra, estaba embobada sólo mirando a Kai-san. Y tenía que confesar que me daba curiosidad saber lo que era tener un novio. Porque como el chico que me gustaba, nunca se me declaró, nunca lo considere novio.

Yuki era totalmente diferente, ella no tenía un novio, pero soñaba con un chico. Quería que fuera tierno y con una mirada dulce. Era muy lo suyo. Y también me daba un poco de envidia que ella soñara cosas que yo no pensaba ni en mis delirios. Imaginé que encontraba a ese joven, pero no tenía una palabra para decir, y quedarme como You-san, sólo mirándolo me parecía algo impropio de mí.


Última edición por Kanata_Shiroi el Lun 26 Sep - 18:48, editado 1 vez (Razón : agregar informacion)

Kanata_Shiroi
Rosa en crecimiento
Rosa en crecimiento

Mensajes : 65
Rosas : 110
Fecha de inscripción : 08/05/2011
Edad : 24
Localización : mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anata wa akumu kawai

Mensaje por Sakura-chan el Lun 26 Sep - 20:15

Que linda historia...
Aunque casi no tubo nada de lindo ¬¬ ...
me gusto mucho...
Quisiera que continuaras...
Me gustaría saber que sigue... :Kisses:

~~~~~~~~~~~~~~~~


~Entendí todo desde el principio, fui parte del engaño ya no sonreiré ~
Fui abandonado en un lugar donde nadie me podía encontrar, mis suaves mormuros pasaron desapercibidos...
cual es el significado de vivir? no lo se...
Sleeper ( D )
avatar
Sakura-chan
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 519
Rosas : 500
Fecha de inscripción : 04/04/2011
Edad : 22
Localización : En un lugar donde mis gritos de dolor no son escuchados.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anata wa akumu kawai

Mensaje por Kanata_Shiroi el Dom 2 Oct - 10:08

"Eres una Hermosa Pesadilla".

La noche sorprendió en casa de You-san... Bueno, con Chelsea porque You estaba con Kai. Me despedí de la madre de Chelsea y le dije adiós a You, con la mano.

Camine a mí casa, eran como las nueve, pero no me preocupe que me ocurriera lo de antes porque mí casa estaba cerca. Iba de regreso escuchando una canción de un anime. Me llamó mucho la atención una parte.

"aún recuerdo el lugar en que nos conocimos.
La luz de la luna te iluminaba".

No sé porque me parecieron frases que conocía. Llegué a casa y analice la canción. No sólo esa estrofa, toda la canción era como una historia, algo que me parecía había vivido. Repetí la canción hasta que me cansé.

"no te olvidare.
No importan las temporadas que pasen.
Aún te sigo amando".

Me dormí con esa canción en la cabeza, quizá por eso soñé tantas cosas extrañas.

Yo estaba junto a un hermoso árbol, los pétalos de las flores caían como caen las flores de cerezo, la luna iluminaba un hermoso lago rodeado de pasto verde. Me acerqué al lago, pero la joven de la imagen no era yo. Está era de un cabello largo y los ojos fríos, la piel tan blanca como la nieve. Y de pronto, detrás de está imagen, un joven de pie, podía verlo, el mismo que me había salvado. Me levante y lo mire, fascinada por su gran belleza, realmente no había un chico que siquiera se pareciera. Ni mí mejor amigo, Omar, que era el más apuesto de la escuela, era tan guapo como este. Y no sólo era su belleza, sino el porte, la elegancia. Era como ver a Kamijo en persona, pero con el cabello negro y lacio. Posiblemente, aún sí me mata Ichiyou, este chico era más apuesto.

-¿has dormido bien?-me pregunto sacando mí mente de todos los pensamientos.

-¿eh?...-pregunté en mí mente-he dormido bien-respondi-¿y tú?

No entendía porque no había podido responder como de verdad quería, aún más, ¿porque le había preguntado sí él había dormido bien?

-he dormido todo el día, pero no pude conciliar un buen sueño-contestó él.

-¿porque no?-volví a hacer una pregunta que no quería.

En realidad lo que le quería preguntar era ¿quién eres? ¿porque me preguntas estas cosas? ¿porque estoy preguntando cosas como sí te conociera? Pero bien, en nuestros sueños, las preguntas y contestaciones surgen sin que de verdad sea nuestra intensión contestar o preguntar lo que de verdad queremos. Y sí de algo estaba segura, era que todo era un sueño, un hermoso sueño del que no quería despertar.

-estaba pensando en ti, y por eso no podía dormir-contestó a mí pregunta.

-¿yo enmedio de tus sueños?-pregunté acercándome.

Genial, ahora no sólo mí mente, sino, mí cuerpo también no cordinaban con las acciones que yo quería.

-¿y eran sueños hermosos?

-muy hermoso-dijo él-pero se convirtió en una pesadilla.

-¿y porque fue una pesadilla?-pregunté al llegar a él.

-porque nunca cumplí lo que desee-dijo tomandome de la cintura y apretandome contra su pecho-pero estas aquí... Eres real, y ahora no importan los sueños.

-y tú eres mí hermosa pesadilla.



Al día siguiente, mis padres decidieron ir al funeral de uno de los chicos muertos, yo no fui porque fingi una gripe. Lo que sucedía era que no quería ir, puesto que él era uno de los jóvenes que me habían seguido, ya fuese para asustarme, o seriamente, pero yo no quería tener algo que ver. Fue difícil convencerlos de que me quedaría, al final, lo conseguí. A pesar de ser muy tarde, las dos de la mañana, nadie llegaba a casa, así que yo feliz con mí laptop. De pronto recordé a la chica quemada en la hoguera y me puse a buscar información. Encontré varias imágenes y cosas de ese tipo, y sentí mucha tristeza, porque en la mayoría de los casos, eran inocentes acusadas por personas envidiósas. Como el caso de tres jóvenes que fueron acusadas de brujería y tener un trato con una criatura del bajo mundo, una de las cuales, la última en morir, se decía, era amante del mismo.

En mí opinió, todo era un cuento cruel. Tal vez eran una jóvenes diferentes, pero nada daba derecho a que les hicieran esas cosas tan terribles. Y por estar viendo eso seguramente tendría pesadillas. Sin embargo no fue así, de nuevo soñé estar en el lago, hermoso lago, con las flores cayendo a mí lado, y está vez, el joven estaba sentado junto al tronco. Tan perfecto.

-¿como estas tú y las otras chicas?

-todo bien. La gente comienza a buscarte, han ido a casa con el pretexto de salvarnos de nuestro oficio-dije-sin embargo, les hemos hecho salir, sin hechar mano de algún embrujo. ¿porque te quieren con tanto interés?

-la gente quiere mucho de mí. Quiere mí ayuda, después se niega, y tratan de matarme-dijo él-pero olvidemos esto. Tú y yo tenemos algo que hacer ahora. Ven, mí amada.

Obedecí, puesto que ya no me importaba sí era o no yo, la del sueño, y me senté a su lado, recostando la cabeza en su pecho. Era tan cálido, y eso que era un sueño. Allí no había brujas, hogueras o gente de malas intensiones, había una pareja y nada más.

Llegué tarde a la escuela, pero al final llegué, y valla gran sorpresa nos llevamos todos cuando aquella puerta se abrió y entró el director.

-les voy a pedir que vallan al laboratorio. Se les tomara una nuestra de sangre para estudios-anuncio.

Escalofrios. La sangre...

-amo que me saquen sangre-dije a You.

-estas bien loca.

-no, claro que no. La sangre tiene un color hermoso, ¿no lo has notado?-pregunté.

-lo único que he notado es que eres de lo más extraña. ¿ya viste que chico más apuesto?-pregunto You, mientras caminábamos.

-¿en donde?-pregunté mirando a todos lados.

Junto al laboratorio estaba un joven, sí, apuesto, pero no tanto como el de mis sueños. Llevaba una camisa blanca, con un chaleco negro y el pantalón azul. Guapo...

-es el de las muestras-anuncio You-así, me dejó que me saquen tooda mí sangre.

-preferiría que fuera él-dijo en silencio.

Hicimos fila para que nos tomarán las muestras de sangre. Todo era para conocer nuestra salud. Valla lío. You se puso nerviosa, iba delante de mí, así que...

Kanata_Shiroi
Rosa en crecimiento
Rosa en crecimiento

Mensajes : 65
Rosas : 110
Fecha de inscripción : 08/05/2011
Edad : 24
Localización : mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anata wa akumu kawai

Mensaje por Kisa el Mar 4 Oct - 20:12

Hasta ahora veo esta historia, y está genial! :Clapping: Espero que la puedas seguir pronto!
:Flower_For_You: :Kisses: :Bye:
avatar
Kisa
Rosa incondicional
Rosa incondicional

Mensajes : 537
Rosas : 871
Fecha de inscripción : 08/03/2011
Edad : 27
Localización : Costa Rica

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anata wa akumu kawai

Mensaje por Kanata_Shiroi el Jue 13 Oct - 10:05



-Roses es muy timida-dijo el director cuando pase al frente por mí succion de sangre-pero hablele de vampiros, y la tendrá feliz.

-así que te gustan los vampiros, ¿eh?-pregunto el joven-¿que tanto sabes de ellos?

-lo básico-dijo sin alardeos, dirigiendo la mirada al techo.

-¿sabías que sus prioridades son las brujas?

-lo sabía-dije-pero no se olvide que a los vampiros también gustan de doncellas.

Ese chico no me caía tan bien como para una plática. Además, el de mis sueños eran más apuesto. Era mí Kamijo, mí Lestat, mí Alucard. Millones de veces más apuesto que los de crepúsculo. Además, este era un joven tan apuesto, que siempre que lo veía se despertaban en mí toda clase de sentimientos que no había experimentado nunca antes, y lo peor era que no había una persona que pudiera escucharme. Me sentía tanto miserable como feliz, porque nadie sabía la causa de está felicidad, y no había modo de reclamos. Era yo la doncella de él, era su bruja. Ya hacia mucho que me había percatadó que él era un vampiro, y yo la bruja, era adecuada para él. Suya para siempre, en sueños, y en vida, porque algo en mí interior, en el corazón, me decía que él vendría a mí. Y así mismo me decía que él y yo nos habíamos conocido. Lo confirme cuando por la noche lo volví a soñar, sólo que está vez estaba en el jardín donde lo había visto días antes. Está vez era yo, como era en realidad, tenía mí movimiento de nuevo.

-¿cuando te volveré a ver?-pregunté-pero en la realidad. Sé que eres real y juegas con mí mente, creandome toda clase de sueños. ¿que pretendes?

-que recuérdes-dijo él.

-¿que debo recordar?-pregunté.

-a mí... pero más, a ti-dijo y desapareció.

Al día siguiente fue un completo desastre. Me caí enfrente de todos cuando la abanderada me metió el pie. Tuve que controlarme para no patearla-siempre tengo esa costumbre- y evitar un problema. El resto del día, me fueron ocurriendo toda clase de ridículos accidentes. Y para haberla aún peor, el dichoso Kamijo, no apareció nunca en la semana. Pensé que todo era un estúpida coincidencia, algo que yo misma me había hecho creer, y era la causa de mí distracción, y accidentes por estar prestando atención a su llegada. Ya estaba peor que Bella de Crepúsculo con su Edward.

El viernes de era semana nos entregaron los resultados. Salí como la más sana, de entre mis compañeros. No tenía posibilidades de enfermedades por herencias, nada de azúcares altos o presiones de no sé que... Que malo que en la sangre no se podía ver la depresión que me cargaba, y que no demostraba. Sí no tenía razón fuerte, para estar feliz, mucho menos para estar tan triste.

-¿iremos a la fiesta de la escuela?-pregunto You-san.

-la abanderada me tiró, ¿y tú quieres que valla a una fiesta que organiza ella? ¿acaso quieres que la mate a patadas?-pregunté.

-Kana-san siempre tan violenta-dijo Lady.

-bueno, nosotros sí iremos-dijo You.

-eso es porque Kai quiere-dije-bien por ti que tienes con quién ir, y es real.


No tuve de otra que ir a la fiesta, todo en los alrededores estaba cubierto por papeles blancos en forma de palomas y no sé que otras cosas más. Más cosas dentro del salón. Me sentía como en la descripción de la casa Cullen, el día de la boda de Bella y Edward, pero en real, más cursi y barato. No tuve de otra que poner cara de felicidad, pero por dentro estaba tan triste que creí que me soltaria a llorar. No había nada más deprimente, que ser la última persona a quién invitarían a bailar, y no necesariamente porque no quisieran, sino porque yo no lo aceptaba, además, mí deprimente estado se debía a la falta de mí Lestat o Kamijo, como me había decidido a llamarlo a "Él", dado que no sabía nada de nada. En otros tiempos, agradables tiempos, el grupo de mis amigos y yo, nos hubiéramos pasado la noche conversando, pero ahora todo ya había cambiado. You tenía novio, lo mismo que Cruz y Lady eran novios, Van andaba tras Katja-chan, y de Yuki ni hablar, ni siquiera fue invitada.

-estar aquí, me da una flojera más grande que la gente que hubo en el último concierto de Versailles.

-¿que clase de comparación es esa?-pregunto You.

-Lo primero que se me vino a la mente. Estoy aburrida. ¿cuanto tenemos que permanecer aquí?

-no lo sé. Supongo que un poco-dijo Van.

-pasó una hora aquí, y juro me hago Harakiri-dije.

Cuando comenzo la música, salí al patio, dado que me dio una gran flojera. Van salió tras de mí y despidió porque a Katja no la dejaron más tiempo y tenía que llevarla a su casa. El patio quedó completamente sólo, así que nadie vio lo que ocurrió después. Una densa neblina cubrió el lugar, cuatro hermosos caballos tirando un carruaje de aspecto delicado, se detuvieron frente a la puerta de la casa. Y él bajo.

-mí Kamijo, mí Lestat-murmuré.

Era aún más perfecto que en mís sueños, un hermoso caballero de aspecto frío y hasta déspota.

-¿quieres dar un paseo?-me pregunto ofreciendo su mano.

Medite. Las opciones: me quedaba en la fiesta a ser la única que no invitaban a bailar, además de que no quería, y me haría Harakiri, o me iba en u hermoso carruaje como en la época victoriana, acompañada por el más apuesto joven que jamás hubiera visto? ¿que más podía hacer?

-me sacrifico-dije-voy contigo.

-¿te sacrificas?

-es un decir, es sólo rascasmo-expliqué pero él sólo movió la cabeza en señal de no entender.

-me gustaría que no hablaras vulgar-dijo-ante todo, por tus venas corre la sangre de una dama de mí sociedad, no te dejes influenciar por aquello del bajo mundo.

Que pésima había sido.

-entonces, caballero, permítame que vuelva a...

-otro día-dijo él dando vuelta al carruaje.

-no-dije-por favor no te vallas, no otra vez. Casi me vuelvo loca esperándote porque me prometisté que vendrías, y ahora que estas aquí, que por fin te veo, te vas ¿sólo porque cometí un error en mí hablar? No puedes ser injusto conmigo, después...

-te prometo que pronto-dijo él volviendo a mí. Creeme que no es más de lo que espere.


Kanata_Shiroi
Rosa en crecimiento
Rosa en crecimiento

Mensajes : 65
Rosas : 110
Fecha de inscripción : 08/05/2011
Edad : 24
Localización : mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anata wa akumu kawai

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.